PUBLICIDAD

Salud al día
Tricomoniasis
La tricomoniasis es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más frecuentes en todo el mundo. Afortunadamente se soluciona cuando se trata con antibióticos durante un corto periodo de tiempo.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se contagia la tricomoniasis

La tricomonas sólo puede sobrevivir en el tracto genitourinario del ser humano, por lo que su contagio se va a limitar a la vía sexual. En la mujer infectada se pueden encontrar tricomonas en la vagina o en la uretra. En el hombre infectado se pueden encontrar tricomonas en la uretra, la próstata e, incluso, en el epidídimo, que se encuentra al lado de los testículos.

No es necesario mantener muchas relaciones sexuales con diferentes personas para contraer la tricomoniasis. Basta con mantener una relación sexual con alguien infectado en ese momento. Las siguientes situaciones no son vías de contagio de tricomonas:

  • Sexo oral o sexo anal.
  • Besarse.
  • Abrazarse.
  • Compartir ropa de cama o toallas.
  • Compartir platos, vasos o cubertería.

El uso de juguetes sexuales puede ser una extraordinaria vía de contagio. Se recomienda utilizarlos con preservativos siempre que sea posible.

¿Cómo se produce la enfermedad?

El parásito Trichomonas vaginalis coloniza la vagina, o la uretra de la mujer o el hombre. Allí comienza a reproducirse formando trofozoitos, que es la forma inmadura del parásito con capacidad de infectar a otras personas. Las tricomonas hacen que el medio donde se encuentran se vuelva más alcalino, por lo que se favorece aun más su crecimiento cuando aumenta el pH.

Cuando se mantiene una relación sexual, las tricomonas invaden la uretra o vagina del compañero sexual. Hay situaciones en las que las condiciones de la otra pareja no son favorables para desarrollar la infección, o el número de tricomonas que entran no es lo suficientemente alto. Por otro lado, algunas situaciones favorecen la invasión por tricomonas como la diabetes, el embarazo o la inmunosupresión. De cualquier modo, no hay ninguna situación que impida la infección por tricomonas, por muy sana que esté la persona que tenga relaciones sexuales sin protección.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

84%
de los pacientes con asma piensa que la enfermedad limita sus actividades cotidianas
'Fuente: 'Estudio ‘Still Fighting for Breath’ (Luchando por Respirar)''

PUBLICIDAD