PUBLICIDAD

Salud al día
Virus Mayaro
El virus Mayaro, transmitido por mosquitos en zonas tropicales selváticas de América del Sur y Central, produce una enfermedad febril benigna que se resuelve sola, pero causa dolores articulares que pueden durar meses.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Síntomas de la fiebre por el virus Mayaro

Síntomas de la fiebre por el virus Mayaro

El virus Mayaro puede causar erupción cutánea en forma de manchas rojas en el pecho, las piernas, la espalda, los brazo, e incluso la cara.

El principal síntoma del virus Mayaro es un cuadro febril inespecífico, que no se puede distinguir clínicamente de otras enfermedades virales, producidas también por virus que se transmiten por la picadura de mosquitos en zonas selváticas. Es una enfermedad muy parecida al dengue y al chikungunya.

La persona afectada por fiebre mayaro presenta un inicio rápido de fiebre (de más de 38ºC) con escalofríos. Además, suele presentar otros síntomas acompañantes como son dolores generalizados, de articulaciones y músculos. Las articulaciones, además de dolorosas, pueden estar inflamadas, con edema de las mismas. Suele haber además dolor de cabeza y dolor por detrás de los ojos, con fotofobia (el dolor aumenta con la exposición a la luz).

La mayoría de los pacientes se quejan de mareo y debilidad intensa. Puede haber erupción cutánea en forma de manchas rojas en el pecho, las piernas, la espalda, los brazos y, a veces, en la cara. Además, pueden aparecer náuseas, diarrea y dolor abdominal, junto a pérdida de apetito y disminución de la ingesta de alimentos. En algunos casos el cuadro se acompaña de algo de tos, dolor de garganta, o congestión nasal. Las manifestaciones hemorrágicas también son posibles.

En general es una enfermedad de curso benigno que se resuelve por sí sola. Los síntomas suelen durar entre 2 y 5 días, salvo los dolores articulares, que son uno de los síntomas más característicos de esta fiebre. A veces, los dolores articulares pueden durar meses, afectando sobre todos a muñecas, tobillos, codos, rodillas y dedos. Hay quien lo ha llamado la fiebre zombi porque por los dolores articulares el paciente puede tener dificultades para caminar, pero claramente es una exageración dirigida a generar titulares alarmistas en la prensa.

De momento sólo se ha comunicado un caso mortal, en 2001, y fue un paciente que presentó afectación cerebral. En el resto de los casos, la recuperación es la norma, con la salvedad de los dolores articulares que, como se ha comentado, pueden persistir durante semanas o muchos meses.

Actualizado: 14 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Cáncer
 

Especial

Cáncer

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''

PUBLICIDAD