PUBLICIDAD

Tercera edad
Lácteos en la dieta de los mayores
Los lácteos son muy beneficiosos para la salud de los mayores, por su contenido en calcio y otros nutrientes necesarios para una buena densidad ósea y una dieta equilibrada. Conoce las variedades más indicadas para ti.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Beneficios de los lácteos para las personas mayores

Para enumerar de forma precisa todos los beneficios de los productos lácteos para los adultos mayores sería necesario realizar una división y, dependiendo de los ingredientes y tipo de producción de cada uno, valorarlos. Y es que los nutrientes que aporta un vaso de leche de vaca desnatada, no son los mismos que los de un trozo de queso de cabra curado, comparativa que podemos aplicar a todas sus variedades.

Beneficios de los lácteos para las personas mayores

Sin embargo, y centrándonos en las necesidades de las personas mayores, podemos enumerar una serie de características positivas a tener muy en cuenta cuando se superan los 60 años:

  • Los reyes del calcio: los lácteos siempre son valorados por el aporte de este mineral tan necesario para gozar de una buena salud ósea. Aunque el aporte de calcio debe ser el adecuado desde la infancia para garantizar un crecimiento adecuado y proteger los huesos, en la edad adulta también es importante seguir tomándolo para prevenir la osteoporosis, especialmente las mujeres, que en la etapa premenopáusica comienzan a perder densidad ósea. Además, la toma de ciertos medicamentos y el sedentarismo pueden influir negativamente en la salud de los huesos.
    Para garantizar que el organismo absorbe este mineral, junto con la toma de calcio se deben presentar unos niveles adecuados de vitamina D. Esta vitamina procede, en la mayor parte, de los rayos solares, de ahí que se recomiende a las personas mayores que se expongan al sol entre 10 y 15 minutos al día. A su vez, algunos productos lácteos se comercializan enriquecidos con esta vitamina.
  • Aporte de proteínas: a través de los lácteos se obtiene una importante cantidad de proteína, un macronutriente vital para los músculos. A ciertas personas mayores les puede resultar complicado obtener proteínas de algunos alimentos como la carne, o el pescado, por presentar problemas de masticación y deglución, o simplemente por no poder cocinar; sin embargo, a través de los lácteos las puedes incluir en su dieta fácilmente.
  • Fuente de potasio: los productos lácteos también aportan potasio, un mineral necesario para el buen funcionamiento del organismo, ya que interviene en la contracción de los músculos y, por tanto, en los latidos del corazón y en el sistema nervioso, entre otras funciones.
  • Mejora del descanso: los lácteos son ricos en triptófano, un aminoácido que provoca un efecto relajante, por lo que ayuda a conciliar el sueño y que este sea más reparador, algo que muchos adultos mayores necesitan por padecer insomnio o desajustes en el horario del sueño.
  • Ingesta sencilla: otra de las ventajas que presentan los productos lácteos para los mayores frente a otros grupos de alimentos es que se pueden consumir de forma líquida o sólida, pero en este último caso suelen ser alimentos blandos, que se mastican y tragan bien. Además, al haber tanta variedad de productos lácteos, se pueden incluir en muchos platos y combinarlos con otros alimentos, por lo que alcanzar la cantidad de ingesta recomendada es sencillo.

Actualizado: 28 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Marina García

Periodista, experta en salud y tercera edad
Marina García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''

PUBLICIDAD