PUBLICIDAD

Tercera edad
Talasoterapia y algoterapia
La talasoterapia y la algoterapia son dos tratamientos especialmente indicados para las personas mayores, que aprovechan las propiedades del agua marina y las algas para mejorar la salud y prevenir enfermedades.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Cómo aplicar la talasoterapia y algoterapia en personas mayores

Las técnicas con las que se aplica la talasoterapia son muy similares a las que se usan en termalismo o balnoterapia, pero en este caso se utiliza agua marina a una temperatura de entre 35 y 37º C. Que te aplique una u otra técnica dependerá del objetivo del tratamiento, del estado físico y de salud de la persona mayor, así como de las preferencias de ésta, ya que junto con la mejora se busca que el adulto mayor disfrute del momento. Algunas de las técnicas más utilizadas son las siguientes:

  • Hidrocinesiterapia: consiste en realizar ejercicios en el agua. Es muy recomendable para las personas mayores que necesitan estar activas y hacer ejercicio de movilidad, porque se aprovechan de la falta de gravedad del entorno acuático, lo que les facilita el trabajo. A su vez, se benefician de todas las propiedades del agua del mar.
  • Hidromasaje: es la técnica que se aplica por medio de chorros de agua de mar controlados. La presión que ejerce favorece la circulación y reduce la tensión muscular. El hidromasaje se puede recibir en una piscina de chorros.
  • Sesión en piscina: se trata simplemente de relajarse en una piscina con agua de mar, con el objetivo de tonificar la musculatura mientras se reduce la tensión, así como favorecer el funcionamiento del sistema circulatorio y linfático. También ayuda a ganar elasticidad y movilidad, algo muy importante cuando llegamos a la tercera edad.

Técnicas para aplicar la algoterapia en personas mayores

Las técnicas que se utilizan en la algoterapia pueden aplicarse en el adulto mayor como complemento a alguna de la talasoterapia, o de forma individual, pero en ambos casos se realizan en bañeras o por medio de envolturas y cataplasmas, lo que resulta muy cómodo incluso para quienes tienen problemas de movilidad:

  • Baños con algas: consiste en bañarse en agua del mar donde hay una determinada concentración de algas, lo que potencia el efecto relajante y antiinflamatorio de ambos elementos.
  • Envolturas de algas: se utiliza una mezcla de algas templadas, cortadas muy finas, que se colocan en una zona o en todo el cuerpo. Su uso es más frecuente con fines estéticos por los beneficios que aporta a la piel, pero también favorece la circulación y elimina las toxinas que se acumulan en el organismo procedentes de, entre otras fuentes, la toma de medicamentos.
  • Cataplasma de algas: se realiza con el objetivo de obtener un efecto antiinflamatorio, especialmente destinado a personas mayores con problemas reumáticos.
  • Fango termal con algas: se aplica el fango termal por el cuerpo y se deja actuar 40 minutos. De esta forma, se estimula la circulación y se reduce la ansiedad.

Actualizado: 21 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Marina García

Periodista, experta en salud y tercera edad
Marina García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''

PUBLICIDAD