PUBLICIDAD

Tercera edad
Prótesis dentales
La pérdida de las piezas dentales no sólo afecta estéticamente, sino que tiene un gran impacto en la salud. La solución está en el empleo de prótesis o dentaduras postizas adaptadas a las necesidades del paciente.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Pérdida dental: definición y tipología

Una mujer mayor se toca la mejilla dolorida

La pérdida de los dientes afecta directamente al proceso digestivo, porque impide masticar correctamente los alimentos.

Soñar que se te caen los dientes es un sueño –o más bien una pesadilla– que suele interpretarse como una falta de seguridad o el miedo a hacer el ridículo. Esta versión no dista mucho de la realidad, ya que la pérdida de los dientes tiene un gran impacto en nuestra fisonomía, en nuestra salud y, sin duda, en nuestra autoestima. La solución en estos casos suele pasar por la colocación de protésis dentales o dentaduras postizas.

Entre las razones por las que una persona puede carecer de dientes encontramos:

  • Agenesia o ausencia congénita de piezas dentales permanentes. Se produce cuando la persona tiene el diente primario o de leche, pero no el permanente que debe reemplazarlo. Esta situación puede darse en una o varias piezas y lo habitual es que el diente primario permanezca hasta que se caiga debido a la falta de raíz o se pierda por otras causas.
  • Enfermedad dental. Las más frecuentes son las caries y las enfermedades periodontales. Las primeras, en función del grado de afección dental, pueden llegar a dañar la raíz y provocar la pérdida del diente. En cuanto a las enfermedades periodontales –aunque también depende del grado de gravedad–, por lo general suelen dañar las encías y las áreas de soporte de los dientes.
  • Golpes y traumatismos. Dependiendo de su magnitud pueden suponer desde la rotura de los dientes hasta la pérdida completa de las piezas. En ocasiones puede dañarse sólo la raíz del diente algo que, a simple vista, no suele percibirse pero que –además de resultar muy doloroso– con el paso del tiempo conlleva la pérdida del diente.
  • Problemas mecánicos como el bruxismo pueden dañar las piezas dentales hasta el punto de producir roturas o que sea necesario extraerlas.

Lo primero que hay que hacer si se produce alguna de estas situaciones es visitar a nuestro odontólogo, ya que es el que mejor nos puede orientar sobre el tratamiento más adecuado para nosotros.

Qué pasa cuando no tenemos dientes

Tras la pérdida de las piezas dentales, el especialista valorará las consecuencias de dejar el espacio libre o, por el contrario, la conveniencia de poner una prótesis dental. No sólo se trata de una cuestión estética –ya que repercute en la mordida (oclusión) y la sonrisa– sino también de salud.

En primer lugar, la falta de dientes afecta directamente al proceso digestivo del adulto mayor ya que, al no poder masticar los alimentos adecuadamente, las personas suelen deglutirlos casi enteros, algo que afecta negativamente a nuestro organismo.

Otras consecuencias de la falta de piezas dentales son la migración y la pérdida ósea. La primera de ellas consiste en el movimiento de los dientes próximos –u opuestos– a las piezas que faltan; dicho movimiento puede ser un desplazamiento hacia los lados, inclinación, rotación o, incluso, la sobreexposición dental.

La pérdida ósea comienza en el mismo momento en el que se extrae el diente, ya que el hueso tiende a encogerse –resorción– y esto no sólo afecta al hueso, sino también a la encía. Este proceso puede dificultar los tratamientos odontológicos posteriores como implantes o prótesis dentales fijas y removibles, de ahí la importancia de tratar la zona lo antes posible.

Si el odontólogo determina que lo más beneficioso para el paciente es reponer las piezas perdidas, en ese caso es necesario que nos asesore sobre las diferentes opciones y tratamientos. Debido a lo importante de esta decisión, es fundamental que confíes plenamente en el criterio de tu dentista; de no ser así, te recomendamos que busques una segunda opinión médica para contrastar los diagnósticos. 

Actualizado: 11 de Febrero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Jorge Calvo de Mora, especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial, director d

Dr. Jorge Calvo de Mora, especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial, director de la clínica que lleva su nombre.

Dr. Jorge Calvo de Mora

Especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial, director de la clínica Calvo de Mora, especializada en Cirugía Ortognática
“Aquellos pacientes en los que el problema no sea exclusivamente dental, sino de las bases óseas, requieren un tratamiento de cirugía ortognática”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50%
de los hijos mantiene un contacto frecuente con sus padres mayores de 65 años
'Fuente: 'Atenzia’'