PUBLICIDAD

Tercera edad
Mayores rurales
Envejecer rodeados de naturaleza, lejos del ruido, la contaminación, el estrés… puede parecer el paraíso. Pero los mayores que viven en un entorno rural también afrontan adversidades que pueden lastrar su salud.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Mayores aislados en el entorno rural: soluciones

Uno de los problemas que se deben intentar evitar y que suele ser común en los pueblos es que los mayores se queden aislados de la sociedad. Debido a las infraestructuras, a la baja población o a la propia situación geográfica de la localidad, no siempre es fácil que llegue la información a sus habitantes, por ello es importante mejorar los canales de comunicación, como es la telefonía, Internet y los medios habituales de difusión (radio y televisión).

Sin embargo, también se pueden fomentar otras medidas, menos tecnológicas, pero también eficaces para fomentar la integración de los mayores rurales en la sociedad general:

  • Bibliotecas rurales: ofrecerían libros, revistas, periódicos y vídeos actualizados, en las que habría personal de asistencia para ayudar a los mayores a acceder a ellos y leerlos.
  • Voluntarios del entorno urbano dispuestos a acudir semanalmente a un pueblo y organizar jornadas de diálogo para charlas con los mayores sobre la actualidad.
  • Proponer a los mayores que cedan una habitación de sus casas como alojamiento de recreo para jóvenes, de forma controlada y regulada para evitar problemas. De esta forma convivirían durante unos días con personas procedentes de la ciudad y se fomentaría el lazo de unión entre estas dos generaciones.
  • Los mayores con mejor estado de salud también podría participar en campamentos rurales para niños, a quienes enseñarían cómo viven en el pueblo, e incluso sus conocimientos sobre animales y plantas.

Actualizado: 29 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD