PUBLICIDAD

Tercera edad
20 trucos para fortalecer la memoria
¿No sabes dónde has dejado las llaves? ¿Cuándo es el cumpleaños de tu mujer? Si tu cerebro te juega malas pasadas, es hora de poner a trabajar tu memoria y que esos despistes se conviertan en cosa del pasado.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Consejos para fortalecer la memoria (1 al 10)

A continuación te proporcionamos una lista de 10 actividades sencillas y entretenidas que puedes llevar a cabo para mantener tu memoria joven:

  1. Lee un libro. La lectura es todo un placer, una afición agradable, pero también una de las mejores formas de potenciar nuestra memoria. Y es que leer ayuda a ampliar y manejar correctamente el vocabulario, mejora tu capacidad de comprensión del lenguaje y fomenta la imaginación, todas ellas capacidades relacionadas con la memoria. Además, en ocasiones, hay libros que exigen a que prestemos especial atención a diferentes nombres, datos o relaciones entre personajes que obligan a que trabajemos, aún más, la memoria.
  2. Cuenta cuentos. Hay muchas personas que no disfrutan con los libros o que prefieren actividades en grupo. No hay problema. Seguro que será entretenido leer un cuento a los más pequeños de la casa o acercarse a un centro de mayores y hacerlo para los residentes. Si tu imaginación te lo permite, es genial que puedas inventarte historias y así, además de pasar un buen rato con ellos, trabajarás tu memoria para recordar datos para que tu historieta sea creíble.
  3. Vuelve a estudiar. ¿Qué te parece apuntarte ahora a la Universidad a Distancia o a una Universidad para mayores y estudiar una carrera? Igual no te apetece meterte en una aventura de varios años, pero sí puedes hacer algún cursillo o, incluso, ayudar a tus hijos, sobrinos o nietos con sus deberes. Esto te obligará a recordar conceptos, palabras o fórmulas que pensabas que ya habías olvidado.
  4. Apúntate a clases de estudio. Seguro que todos conocemos a algún joven que pasa muchas horas delante de los libros, pero luego las notas en sus exámenes no se corresponden a tanto esfuerzo. Ahora también son muchos los adultos que deben estudiar (unas oposiciones, cursos de reciclaje, un máster…), por lo que las buenas técnicas de estudio se han revalorizado. Expertos podrán indicar cómo potenciar la memoria en el estudio con trucos que van desde la asociación de ideas, las técnicas mnemotécnicas o la agrupación de la información.
  5. Escucha música. Hay cientos de estudios que avalan que escuchar música, preferiblemente clásica, mejora y mantiene las funciones cerebrales en todas las etapas de la vida. Y es que la música estimula las células del cerebro, lo que ayuda a la concentración mental, la memoria y al desarrollo visual y auditivo.
  6. Ponte a jugar. Mata el aburrimiento y pasa una buena tarde con tus familiares o amigos con un juego de mesa o una baraja de cartas. Dependiendo del tipo de juego, se potencian unas habilidades diferentes, aunque, en líneas generales, se trabaja la memoria, el razonamiento lógico, el manejo del lenguaje o la fluidez verbal. Siempre puedes elegir juegos más educativos que otros, pero prácticamente todos te ayudarán a poner en marcha tu cerebro.
  7. Haz pasatiempos. No sólo sirven para llenar los ratos de ocio, las horas muertas en el metro o en una sala de espera, puesto que los pasatiempos también fortalecen la memoria. En este sentido, los crucigramas y las sopas de letras activan el manejo del lenguaje, los populares sudokus potencian las habilidades matemáticas, los jeroglíficos estimulan el pensamiento lógico y los juegos de encontrar diferencias favorecen la atención visual.
  8. Haz manualidades. Esta actividad también puede ayudar a fortalecer la memoria porque la creatividad, la agilidad en las manos y la coordinación de éstas con la capacidad visual obligan al cerebro a ponerse las pilas. Si te consideras todo un “manazas”, no desesperes porque no estamos hablando de hacer cosas muy elaboradas, pequeñas tareas como la costura, la alfarería, la restauración o hasta la cocina pueden ser suficientes.
  9. Ordena tus recuerdos. Hay muchas cosas que merece la pena recordar en nuestra vida y todas ellas también nos ayudarán a trabajar la memoria. Ordena tus viejos álbumes de fotos y esas imágenes antiguas harán que trates de recordar dónde se hizo esa foto, cómo se llama ese viejo amigo al que hace muchos años que no ves, cuándo fuiste a ese lugar por última vez… También es buena idea ordenar papeles o cartas antiguas, ya que, además de que tus estanterías y cajones se verán mejor, el efecto es similar.
  10. Usa la tecnología. Dicen que muchos de los avances tecnológicos han hecho que cada vez tengamos que pensar menos, pero afortunadamente también hay muchas opciones que nos ayudan a mejorar nuestra salud. Y es que se han puesto de moda programas informáticos y videojuegos que nos ayudan a hacer ejercicio físico, pero también mental. Actividades de lógica, juegos de parejas o ejercicios de destreza visual o que requieren memorizar datos son algunas de las propuestas de estos juegos saludables.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD