PUBLICIDAD

Tercera edad
Abuela 'au pair'
Si te gustan el ambiente familiar y los niños, ayudar a los demás, y quieres vivir la experiencia de pasar una temporada en el extranjero, aún estás a tiempo gracias a los programas 'au pair' para mujeres mayores.'
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

En qué consiste el programa 'abuela au pair'

Muchas mujeres nacidas en la década de los 50 se lamentan de no haber tenido en su juventud las facilidades de las que disponen actualmente las jóvenes para estudiar o trabajar en el extranjero. Si eres una de ellas, debes saber que la vida te brinda una segunda oportunidad para cumplir tu sueño de vivir fuera de tus fronteras: un programa au pair para adultos mayores.

Au pair viene de la idea de 'a la par' o 'igual', y mantiene el mismo objetivo que el programa que ya lleva funcionando muchos años y que consiste en que una chica joven (también puede ser un hombre, pero es más común entre las mujeres) es acogida por una familia en el extranjero para que cuide a los niños de la familia y realice sencillas tareas domésticas, a cambio del alojamiento y la manutención en la propia casa de la familia, sin cobrar un sueldo. Este programa destinado especialmente a estudiantes que suelen buscar aprender o mejorar otro idioma, ya está asentado y dispone de un marco legal. En el caso de las abuelas au pair esto aún no ha ocurrido porque lleva poco tiempo realizándose, sin embargo, no han tardado en surgir empresas que se encargan de gestionar todos los trámites, tanto a la au pair como a la familia que quiere contar con sus servicios. Estos servicios, al igual que en el caso de las jóvenes, suelen consistir en el cuidado de los niños de la familia y alguna labor doméstica.

Perfil de la abuela au pair

La primera condición que se le pone a una abuela au pair es que tenga ganas de dar un giro a su vida. Si te atrae la idea, debes pensar si te apetece estar una larga temporada conviviendo con una familia de desconocidos y en un país que no es el tuyo. En el caso de que esto no sea un inconveniente para ti, tienes medio camino hecho porque cumples uno de los principales requisitos.

La edad es otra característica importante para acogerte a este plan, pero la franja es bastante amplia, ya que la media suele oscilar entre los 45 y los 65 años, pero algunas au pair superan incluso los 70 años, ya que depende de muchos factores, como su estado de forma y salud, o el tipo de persona que busque la familia de acogida.

Aunque no es una condición, sí es cierto que las mujeres que se suelen acoger a este programa no tienen ataduras en su país, es decir, por lo general son solteras, viudas o divorciadas, no trabajan, y no son madres, o sus hijos ya están independizados. Se puede dar el caso de mujeres que, aun sin cumplir con este perfil, quieran ser abuelas au pair; la elección depende de ellas, así que no hay ningún problema en solicitarlo.

Quizás el requisito que te puede echar para atrás sea el idioma. Por lo general, se pide que la abuela sepa desenvolverse mínimamente en la lengua del país de acogida para que no se encuentre con grandes problemas de comunicación en su nuevo hogar. Aunque también cabe la posibilidad de acogerse al programa sin tener dichos conocimientos porque se dan casos en los que algún miembro de la familia habla el idioma de la au pair, e incluso quiere practicarlo con ella, por lo que no les importa que no cumpla este requisito. Eso sí, aunque partas de cero con la lengua, debes viajar con la mente abierta y el propósito de aprenderlo, porque si no es así es muy probable que no disfrutes de la experiencia.

Actualizado: 27 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD