PUBLICIDAD

Tercera edad
Compañeros de piso intergeneracionales
Jóvenes y mayores compartiendo piso sin que entre ellos exista un vínculo o relación de parentesco. 'Homeshare' es una iniciativa cada vez más frecuente por los beneficios que reporta a ambas generaciones.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Beneficios de compartir casa para mayores y jóvenes

Los beneficios de compartir casa para mayores y jóvenes y los aspectos positivos que tiene establecer este tipo de relaciones son tan evidentes que numerosas instituciones internacionales como la Unión Europea o Naciones Unidas hace tiempo que pusieron en marcha iniciativas en este sentido para promover la solidaridad intergeneracional.

Y es que más allá de las ventajas económicas que supone para los jóvenes, o del hecho de que solucionen la soledad de los más mayores, este tipo de vínculos fomenta el respeto y un mayor conocimiento mutuo entre ambas generaciones.

Todo ello, inevitablemente, produce efectos positivos en la sociedad, ya que genera una mayor cohesión social, máxime si tenemos en cuenta que vivimos un momento en el que el envejecimiento de la población es un hecho indiscutible.

Pero más allá de esta cohesión social, mayores y jóvenes aprenderán mutuamente algo que, en el caso de los más mayores, tiene además repercusiones directas en su salud. Y es que este tipo de convivencia sirve para potenciar sus habilidades sociales, lo que reduce el riesgo de padecer depresiones, además de que el hecho de aprender cosas nuevas mantiene su mente activa y previene o retrasa el desarrollo de enfermedades degenerativas como las demencias.

Soy mayor y me gustaría compartir casa, ¿cómo lo hago?

En el caso de las personas mayores, el hecho de alquilar una habitación dentro de su vivienda a jóvenes que no conocen no es algo con lo que estén familiarizados –e incluso podría entrañar riesgos en el caso de que no se cuente con las garantías adecuadas–, por lo que es habitual que sientan miedos o tengan ciertos recelos y desconfianza.

Precisamente para transmitir mayor seguridad a la hora de aventurarse con esta iniciativa ya existen redes como la de Homeshare o los servicios de vivienda compartida para el acompañamiento de mayores que se han puesto en marcha desde hace tiempo a través de diferentes instituciones, como ayuntamientos o universidades.

Todos estos servicios ofrecen unos niveles de garantía mínimos en este tipo de intercambios, ya que protegen tanto al anfitrión como al inquilino en cuestiones tales como el impago, incumplimiento de los acuerdos, o cualquier otro tipo de incidente.

Actualizado: 3 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''

PUBLICIDAD