PUBLICIDAD

Tercera edad
Alarmas para el hogar
Tanto un sistema de alarma para el hogar como uno de teleasistencia destinado a proteger la salud de las personas mayores son dos opciones que te darán tranquilidad en casa para disfrutar de la jubilación.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Sistemas de teleasistencia domiciliaria para la tercera edad

Al envejecer la salud se resiente y los problemas médicos se convierten en una preocupación. La teleasistencia domiciliaria permite a las personas más mayores ponerse en contacto directamente con personal cualificado para responder a todo tipo de necesidad médica o social. Su objetivo es paliar las situaciones de abandono, soledad o inseguridad.

Un dispositivo fijo o móvil dispone de un pulsador. Éste será apretado por la persona mayor y realizará una llamada telefónica con manos libres a la central de atención 24 horas a la que esté conectado. Será atendida por personal cualificado que tendrá acceso a una ficha de cada usuario para dar las indicaciones más adecuadas y precisas o para hacer que alguien acuda al domicilio si lo estima oportuno.

La teleasistencia ofrece tanto un aparato fijo en casa como uno móvil, que acompaña a la persona mayor vaya donde vaya. Así, en todo momento está protegido y seguro. Bien es cierto que cada día es más frecuente encontrar sólo los móviles debido a su comodidad.

Este tipo de sistemas de alarmas para personas de la tercera edad se encuentra disponible tanto en programas públicos implementados por las Comunidades Autónomas o Ayuntamientos como en empresas privadas, aunque esta última modalidad aún no está demasiado extendida. Para acceder a la teleasistencia de la Seguridad Social hay que ser mayor de 65 años, no sufrir ningún tipo de trastorno mental grave ni problemas de audición y, en muchos casos, tener algún grado de dependencia diagnosticado, además de disponer de línea de teléfono.

En lo que se refiere a los tipos de receptores, la Administración Pública proporciona el material móvil, generalmente colgantes o pulseras con el pulsador, o los fijos que se colocan en un punto de la casa. En cambio, las empresas privadas ofrecen otras alternativas como relojes o llaveros pensados para ser más discretos, aunque su funcionalidad es similar.

¿Qué servicios ofrece la teleasistencia domiciliaria?

El servicio principal es dar apoyo o ayuda instantánea a las personas que lo utilizan mediante la asistencia de un especialista. Esto proporciona una gran tranquilidad al usuario.

Igualmente, las centrales de recepción de llamadas disponen de teléfonos de contacto de familiares en las fichas individuales. Se consigue así que, en caso de una urgencia, la persona mayor no se encuentre sola en el hospital, ya que avisarán inmediatamente a las personas que hayan sido designadas.

Uno de los aspectos más interesantes que da la teleasistencia para un mayor es la posibilidad de que haya un control exhaustivo y continuado de la evolución del paciente. Además, sirven de agenda para recordar las citas médicas o las medicinas que ha de tomar el usuario. Este servicio suele ser utilizado por personas con alzhéimer o demencias.

Existen otras ofertas más avanzadas como son las teleconsultas, la telerehabilitación o la telemonitorización. Requieren una tecnología superior, las que otorgan los ordenadores o teléfonos inteligentes para establecer videoconferencias.

Actualizado: 7 de Junio de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

L. García

Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio
L. García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
más síntomas de fragilidad tienen los mayores de 65 años que son fumadores
'Fuente: 'University College de Londres (Reino Unido)’'

PUBLICIDAD