PUBLICIDAD

Tercera edad
Pastilleros
Los pastilleros son muy útiles para quienes necesiten seguir una terapia farmacológica, pero en el caso de las personas mayores o polimedicadas resultan fundamentales para lograr una mejor adherencia al tratamiento.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Tipos de pastilleros para mayores

Tipos de pastilleros para mayores

Elegir un pastillero u otro dependerá de las necesidades de cada persona, de su capacidad física y mental, de su rutina…

Podemos encontrar multitud de tipos de pastilleros, desde los más sencillos en forma de caja con distintos compartimentos donde guardar los comprimidos, hasta los que incluyen alarmas que avisan del momento de cada toma. Entre los más comunes se encuentran:

  • Para un día: normalmente están divididos en tres o cuatro compartimentos y se suelen usar para días concretos en los que se puede olvidar la toma porque vamos a estar fuera de casa, o porque vamos a cambiar nuestra rutina, como puede ser en una excursión al campo o el día que asistimos a una celebración. Son pequeños y tan sencillos que incluso aparentemente no parecen pastilleros.
  • Semanales: son los más utilizados porque son los que resultan más cómodos para organizar las tomas y llevarlos con nosotros a cualquier parte. Dentro de este tipo, los podemos encontrar para una toma al día, para dos, para tres, o para cuatro, con el objetivo de que se tengan separados los comprimidos según la hora en la que se debe de tomar cada uno.
  • Mensuales: en este caso están especialmente indicados para quienes sólo necesitan una toma diaria, pero necesitan llevar un control de su ingesta para evitar olvidos o la toma de varios comprimidos al día.
  • Con alarma: estos pastilleros, además de permitirnos organizar la medicación y llevarla con nosotros, avisan cuándo nos tenemos que tomar la pastilla. Son menos económicos, pero son muy útiles para las personas mayores, para quienes tienen problemas de memoria, demencia o alzhéimer, y para los cuidadores.
  • Digitales: se sincronizan con nuestros dispositivos móviles (teléfono o tablet), o incluso con un servicio de teleasistencia (si se dispone de él) para indicarnos no sólo el momento en que nos la tenemos que tomar, sino cuál es la medicina que nos toca en ese momento, la cantidad específica, y cómo tomarla, para que prácticamente sea imposible cometer errores.

Elegir un pastillero u otro dependerá de las necesidades de cada persona, de su capacidad física y mental, de su rutina, de si lo va a usar él solo o será un familiar o cuidador, así como de su destreza para manejar las nuevas tecnologías. Saber si es el adecuado o no es muy sencillo, simplemente debemos confirmar que nos está ayudando a seguir bien el tratamiento; si a pesar de usar un pastillero, tenemos olvidos y dificultades para seguir la terapia farmacológica, es que el dispositivo no es el adecuado. Si tienes dudas sobre cuál utilizar, puedes preguntar a tu médico o al farmacéutico para que te aconseje el más adecuado.

Actualizado: 20 de Mayo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Marina García

Periodista, experta en salud y tercera edad
Marina García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''

PUBLICIDAD