PUBLICIDAD

Tercera edad
Presbiacusia
La presbiacusia es la pérdida progresiva de audición asociada al envejecimiento. Puede suponer el aislamiento social de las personas mayores, aunque con el uso de audífonos se pueden minimizar sus consecuencias.
Escrito por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Diagnóstico de la presbiacusia

Un otorrino examina el oído a un paciente mayor

La exploración del oído externo y medio con el otoscopio permite visualizar el estado de las estructuras del conducto auditivo externo y del tímpano.

La forma de presentación de la pérdida auditiva y la edad de aparición serán los factores clave para sospechar un diagnóstico de presbiacusia puesto que es la causa más frecuente de sordera en el anciano.

El estudio más importante a realizar para identificar la presbiacusia será la audiometría. Se debe distinguir la audiometría tonal, donde se pondrá de manifiesto la disminución de la capacidad sensorial para los tonos altos. Determina el umbral auditivo de una persona. Se debe complementar con la audiometría vocal, en la que se hace evidente la pérdida de discriminación de palabras, de su comprensión, lo que puede ser un factor determinante a la hora de elegir el tratamiento con una audioprótesis para evitar el aislamiento social del paciente. En el seguimiento de este proceso se demuestra habitualmente un descenso de 5-6 decibelios por década de vida.

Aunque la audiometría haga el diagnóstico definitivo de la pérdida de capacidad auditiva, debe realizarse además un examen cuidadoso de todas las estructuras implicadas en el proceso de la audición para descartar otras posibles enfermedades. Para ello puede ser necesario la exploración del oído externo y medio mediante el otoscopio, que permitirá visualizar el estado de las estructuras del conducto auditivo externo y del tímpano.

Del mismo modo, en algunos casos está recomendado el estudio con TAC o resonancia para identificar otras alteraciones que justifiquen una pérdida auditiva que no sea debida exclusivamente al envejecimiento del individuo y de su sistema auditivo.

Actualizado: 20 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
más síntomas de fragilidad tienen los mayores de 65 años que son fumadores
'Fuente: 'University College de Londres (Reino Unido)’'

PUBLICIDAD