PUBLICIDAD

Entrevistas de Mente y emociones
Dr. José Manuel Roqués Calamita, médico foniatra

Dr. José Manuel Roqués Calamita

Experto en cuidado de la voz, responsable del Centro de Foniatría y Logopedia en Cádiz
“La homeopatía es un recurso más que se puede utilizar en la resolución o prevención de problemas vocales”

Dr. José Manuel Roqués, todo un experto en el manejo y cuidado de la voz.

Un tercio de la población utiliza la voz como herramienta de trabajo. El Dr. José Manuel Roqués Calamita, médico foniatra, nos desvela todos los secretos para mantenerla firme, nítida y saludable. Roqué es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca, y ejerce como responsable del Centro de Foniatría y Logopedia en Cádiz desde 1992, con especial atención a la Patología de la Comunicación (trastornos de la voz, habla, lenguaje, audición y deglución). Además, entre otras muchas cosas, organiza cursos de formación y de prevención de riegos laborales derivados del uso profesional de la voz para empresas y consejerías de Educación.

¿Qué tipo de personas o profesionales tienen más problemas de voz?

Entre un 5 y un 8% de la población mundial tiene problemas con la voz. Un tercio de la población activa necesita su voz como herramienta de trabajo, es decir necesita su voz ineludiblemente para trabajar. Es en este colectivo donde la frecuencia y gravedad de los problemas vocales es mayor: profesores, cantantes, actores, teleoperadores, comerciales, vendedores, periodistas y un largo etcétera.

Predominan los problemas en la mujer. El tipo de persona predominante es vehemente, perfeccionista, autoexigente y con una actitud hipertónica. El otro grupo de personas susceptible es el formado aquellos que tienen una carga vocal mayor de lo que su sistema fonador puede soportar o tienen factores favorecedores o mantenedores de la disfonía (alergias, infecciones, reflujo gastro-esofágico, etcétera).

Entre un 5% y un 8% de la población mundial tiene problemas con la voz

¿Por qué suele producirse una afonía? ¿Cuál es el mecanismo que nos lleva a quedarnos sin voz?

La afonía es la pérdida total de la voz, esto le puede ocurrir a cualquier persona en una infección aguda que provoque una laringitis aguda: en una activación alérgica, una infección, una intoxicación o en una situación de gran tensión emocional.

La disfonía es la alteración en la calidad de la voz (se altera la intensidad o el tono o el timbre de la voz). El mecanismo de producción de la disfonía es variado pero suele empezar con una hiperfunción fonatoria (se establece un círculo vicioso de esfuerzo vocal- algo me pasa que no me sale bien la voz-fuerzo mi voz-pierdo la comodidad vocal-fuerzo mi voz y así una y otra vez). Esto hace que se pierda el confort fonatorio y que la voz pierda eficacia, intensidad y resistencia y aparezca el cansancio vocal. A esto lo llamamos disfonía funcional. En ocasiones esta situación nos lleva a la producción de lesiones orgánicas (disfonías orgánicas): nódulos, pólipos, edemas…

¿Cuáles son los consejos básicos que debemos seguir a diario para cuidar nuestra voz?

La Sociedad Médica Española de Foniatría (SOMEF) elaboró un comunicado para el día mundial de la voz 2011 con algunos consejos generales, con palabras entendibles, que anoto a continuación:

  • Evita gritar o forzar en exceso la voz, así como estar hablando demasiado tiempo en sitios con mucho ruido.
  • No fumes, evita las estancias con humo.
  • No carrespees ni tosas bruscamente, ya que pueden dañar su laringe.
  • Si sufres alergias o catarros trátalos lo antes posible.
  • Determinados fármacos pueden alterar su voz, consulta con tu médico.
  • Intenta dormir el tiempo necesario y haz deporte regularmente.
  • Llevar una dieta equilibrada y beber agua con frecuencia son dos hábitos imprescindibles para cuidar tu voz.
  • Si sufres ronquera desde hace más de diez días conviene que acudes a la consulta de tu médico.
  • Si usas la voz de manera profesional debes cuidarla como tal; entrénala y aprende a mantenerla sana, y si observas que tu voz se cansa o cambia con frecuencia, acude a un experto.
  • La ronquera en los niños no es habitual. La salud vocal ha de empezar a cuidarse desde la infancia. No dejes que tus hijos griten, y si observas que tiene algún problema en sus voz acudir a un especialista.

Yo añadiría, después de leer esto, que el mejor consejo es usar el sentido común. Una última anotación: si usted es responsable de una empresa en la que sus trabajadores realizan un uso vocal profesional debe de de llevar a cabo un plan de prevención de riesgos laborales derivados del uso profesional de la voz, le ahorrará muchos gastos innecesarios y mejorará los objetivos generales de su empresa (Los nódulos vocales son enfermedad profesional en España desde Enero de 2007).

¿Y qué podemos hacer para recuperarla en caso de perderla por una afonía?

En una afonía, el tratamiento es reposo vocal absoluto unos tres días, no cuchichear, tomar antiinflamatorios y, si la causa es bacteriana, antibióticos. Pero fundamentalmente el reposo y buena hidratación.

En la disfonía el tratamiento será fundamentalmente rehabilitador: informar y formar a la persona con problemas para que conozca cómo se produce la voz, cómo cuidar la voz y cómo manejarla de forma saludable adaptado todo esto a su personalidad y a su trabajo o sus necesidades vocales. En ocasiones habrá que recurrir a fármacos (halopáticos u homeopáticos), cirugía, psicología o combinación de varias opciones terapéuticas.

¿Es la homeopatía un buen remedio para aquellas personas que sufren con frecuencia afonías?

La homeopatía es un recurso más que se puede utilizar en la resolución o prevención de problemas vocales. Podemos utilizarla en niños, ancianos y embarazadas, además de en el resto de la población, y no presenta efectos secundarios. Es de gran utilidad en los tratamientos de la base alérgica, infecciones de repetición, procesos inflamatorios laríngeos o faríngeos problemas del tramo esofago-gástrico, ansiedad, estrés, todos estos problemas con influencia sobre la voz.

Muchas veces cuando nos vamos quedando sin voz tendemos a carraspear, ¿es aconsejable?

El carraspeo es un golpe fuerte de una cuerda vocal contra la otra, como principio general aconsejamos no carraspear o al menos no hacerlo con demasiada fuerza. Hay situaciones en las que es inevitable hacerlo como en catarros, alergias, inhalación de humos o sobreesfuerzo vocal. Con hacerlo con suavidad no hay problema. Aconsejamos hidratarse bien y si la necesidad de carraspear se cronifica consultar con el especialista.

Cuando nos vamos quedando sin voz aconsejamos no carraspear o al menos no hacerlo con demasiada fuerza

¿Influye la contaminación en la calidad o salud de la voz?

La contaminación atmosférica supone una acumulación de humos de diversa procedencia, muchos de ellos tóxicos. El humo deshidrata, seca las mucosas (la “piel de dentro” de la nariz, boca, faringe, laringe, traquea) y puede favorecer la aparición de picor y tos entre otros síntomas de faringo-laringitis por exposición a humos.

La contaminación acústica (España es el 2º país de mundo más ruidoso después de Japón) es un enemigo directo de la voz, obliga a competir con ruido de fondo intenso y a realizar un sobreesfuerzo vocal innecesario al obligar a utilizar un volumen de voz alto durante largos periodos de tiempo, a veces en nuestra propia casa al hablar con música de fondo alta o la televisión encendida.

Los españoles somos muy dados a hablar demasiado alto, incluso a gritos, ¿en qué medida afecta esto a la voz?

Una de las cualidades acústicas de la voz es la intensidad o volumen. Nosotros podemos y debemos ajustar el volumen de nuestra voz para adaptarlo a cada situación, no es lo mismo hablar en casa tranquilamente que dar una clase o llamar a alguien que está al otro lado de la calle. Nuestra máquina productora de voz no está preparada para trabajar siempre a máximo rendimiento, tenemos que dosificar el esfuerzo. Hablar siempre con intensidad elevada puede dañar al sistema fonador por sobrecarga.

Por el contrario también hay muchas personas que “hablan bajito”, ¿pueden encontrar solución en una visita al foniatra?

Primero hay que hacer un diagnóstico del problema con una historia clínica que incluya una entrevista detallada, antecedentes personales y familiares, necesidades vocales, valoración de la técnica vocal, exploración de órganos fono-articuladores (fosas nasales, boca, velo, faringe, laringe, audición), estroboscopia laríngea (ver la laringe con una luz especial, estroboscópica, que permite valorar la anatomía y la función laríngea) y con estos datos llegar a un diagnóstico que permita establecer un plan de tratamiento adecuado. En muchas ocasiones la intensidad vocal baja se debe a una patología y el tratamiento será el de la causa, pero a veces es solo un mal uso de la voz y disponemos de técnicas para mejorar su rendimiento.

Hay personas, como Guardiola, por poner un ejemplo, que tienen altibajos en la voz. ¿A qué se debe este problema? ¿Se puede corregir?

Un entrenador de fútbol es una persona con un uso vocal profesional muy intenso. Utilizan la voz constantemente: en aulas, entrevistas, al aire libre en los entrenamientos y partidos, sometidos a una gran tensión. Los gritos son repetidos y no es raro encontrar a un entrenador o a un futbolista ronco. Necesitan tomar conciencia de que usan su voz como herramienta de trabajo, que deben cuidarla y deben entrenarse para usarla mejor y para gritar mejor sin dañarse. Esto les permitiría más estabilidad vocal y evitar la aparición de lesiones laríngeas.

La dieta mediterránea es muy buena para la voz ya que incluye de forma muy variada y natural todos los nutrientes que necesitamos, también para cuidarla

¿En qué medida afecta la alimentación que llevemos a la voz? ¿Es bueno o malo beber mucha agua?

La dieta mediterránea es muy buena para la voz ya que incluye de forma muy variada y natural todos los nutrientes que necesitamos, también para la voz. Una alimentación inadecuada afecta al aparato digestivo y una parte del mismo es también parte del sistema fonador. La existencia de reflujo gastro-esofágico puede generar problemas específicos en la faringe y laringe. La aerofagia dificulta el manejo del apoyo respiratorio para la fonación y de la coordinación respiración-fonación. La ingesta excesiva dificulta el control general del organismo y también de la voz. Las comidas excesivamente saladas o condimentadas, los picantes, las grasas, los horarios irregulares, las harinas refinadas, la bollería industrial y los precocinados son perjudiciales para la salud si la dieta se fundamenta en estos productos y también son perjudiciales para la salud vocal. La buena hidratación (beber entre un litro y medio de agua y dos al día) es fundamental para el organismo y para la voz.

Hablemos un poco de las personas que por diversas enfermedades tienen problemas para comunicarse o hablar correctamente. ¿Qué tipo de pacientes suelen acudir a sus visitas?

La Foniatría se encarga de las alteraciones de la comunicación y su objetivo es tratar de habilitar o rehabilitar estos problemas. Hacemos prevención, diagnóstico y tratamiento de las alteraciones de la voz, el habla, del lenguaje en desarrollo, del lenguaje ya establecido, de la audición en lo que se refiere a la habilitación para comunicar y de las alteraciones de la deglución. Es decir, vemos personas con disfonías (ronqueras), con dificultades para pronunciar determinadas letras o palabras, niños con retraso en la adquisición del lenguaje oral o lecto-escrito, niños con discapacidades diversas, adultos que han perdido el habla por un accidente vascular cerebral (afasias), tartamudez y personas que tiene problemas para tragar debido a problemas neurológicos, traumatismos o cirugía sobre los órganos de la deglución. Tratamos de coordinar la tarea de varios profesionales que deben de trabajar estos temas como logopedas, psicólogos, cirujanos, profesores, familiares, etcétera.

¿Qué tipo de soluciones o tratamientos se emplea para niños que tienen problemas para hablar como los demás o avanzar en su comunicación, lo que conlleva deficiencias en su aprendizaje?

Fundamentalmente rehabilitación paciente y sistemática de las áreas del lenguaje dañadas o retrasadas. Con los niños se hace de forma lúdica, jugando, en sesiones periódicas y sistemáticas tratando de mejorar sus habilidades de comunicación. A veces buscamos mejorar el lenguaje oral hasta alcanzar la normalidad, a veces tenemos que utilizar sistemas de comunicación alternativos como fotos, pictogramas o signos, a veces tenemos que dotar de programas de síntesis de voz en tablets o PDA a personas que no pueden articular sonidos, pero sí saben lo que quieren decir. A veces hay que combinar estos tratamientos rehabilitadores con medicación o cirugía. Se trata de trastornos complejos, de gran importancia para el desarrollo de una persona hasta tal punto que si no se hace un diagnóstico y un tratamiento precoz podemos hipotecar las posibilidades de crecimiento intelectual y personal de un niño. Es de suma importancia el diagnóstico y tratamiento precoces y la coordinación entre los muchos profesionales implicados.

Y el tartamudeo que aparece en las primeras etapas del desarrollo, ¿puede desaparecer? ¿Cómo pueden ayudar los padres al niño a solucionarlo?

Desconocemos la causa íntima de la tartamudez por lo tanto no hay un tratamiento curativo. Hay diversas técnicas para ayudar a vencer o aliviar el problema. Cuando un niño entre los dos y tres años tartamudea puede que sea algo normal y típico del desarrollo del lenguaje pero puede que no. Debe de ser valorado para medir el alcance del problema y decidir si hay que hacer un tratamiento o simplemente vigilar su evolución. Siempre hay que informar a los padres de cómo actuar para no potenciar que el tartamudeo se instaure de forma definitiva. La familia debe de mantener la calma, escuchar al niño, favorecer el ambiente de conversación tranquila en el seno familiar, evitar trasmitir la sensación de angustia que puede generar en los padres, hacer siempre un refuerzo positivo sobre el niño evitando comentarios graciosos, peyorativos o fruto de la impaciencia (“niño habla bien”, “no hay quien te entienda”, “no tartamudees”, “tranquilízate” “respira”…). Lo más importante es ponerse en manos de un especialista que guíe el proceso lo antes posible.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

67%
de los pacientes con disfunción eréctil padece obesidad
'Fuente: 'Boston Medical Group''

PUBLICIDAD