PUBLICIDAD

Salud al día
Varicela
La vacuna contra la varicela resulta efectiva en el 80% de los casos, y sus efectos secundarios son leves en personas sanas, por lo que está recomendada para evitar la propagación de la enfermedad.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Prevención de la varicela

Existe una vacuna para la varicela. La vacuna previene la aparición de la enfermedad hasta en un 80% de los casos. De hecho, aplicar la vacuna dentro de las 72 horas tras la exposición al virus es entre un 90 y un 100% eficaz para prevenir la enfermedad. Los objetivos de esta vacuna son:

  • Evitar la propagación de la enfermedad.
  • Evitar sus complicaciones.
  • Evitar la reinfección posterior en forma de herpes zóster.

El modo de empleo de la vacuna de la varicela es:

  • En niños se administran dos dosis, una a los 12–15 meses de edad, y la segunda a los 4-6 años. (Aunque puede administrarse antes de los cuatro años, siempre y cuando hayan pasado tres meses desde la primera dosis).
  • A partir de los 13 años, todos aquellos que no se hayan vacunado, ni hayan tenido varicela, deben recibir dos dosis, con un intervalo de cuatro a ocho semanas.

Efectos secundarios y contraindicaciones de la vacuna de la varicela

Generalmente, no provoca reacciones significativas en niños y adolescentes sanos. Presenta unos efectos secundarios leves como son el enrojecimiento de la zona, dolor e inflamación del área donde se aplica, así como mareo, cansancio, fiebre o náuseas. Tras la vacunación, los pacientes pueden padecer una varicela causada por la propia vacuna. Esta varicela aparecerá entre los cinco y los 26 días posteriores a la inoculación del virus.

Aun vacunándose, algunos niños pueden desarrollar a lo largo de su vida la varicela, aunque presentarán un cuadro mucho más leve (menos de 30 vesículas) y se recuperarán mucho más rápido.

La vacuna de la varicela está contraindicada a una serie de personas:

  • Aquellas con antecedentes de reacciones anafilácticas a algún componente de la vacuna
  • Personas que hayan iniciado recientemente quimioterapia.
  • Mujeres embarazas (de hecho se debe evitar el embarazo en las cuatro semanas siguientes a la vacunación).
  • La presencia de una enfermedad grave, y en caso de un sistema inmunitario débil.

A los grupos de alto riesgo que hayan tenido contacto con un enfermo de varicela, y no puedan recibir la vacuna, se les puede suministrar una inmunoglobulina antivaricela dentro de las 96 horas posteriores al contacto.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD