PUBLICIDAD

Salud al día
Vértigo
¿Todo te da vueltas? Saber distinguir si esa sensación es un mareo o un vértigo es clave para poder tratarlo con eficacia. Hay más de 300 causas que pueden producir este problema, más frecuente en mujeres mayores de 50 años.
Escrito por María Dolores Tuñón, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Síntomas del vértigo

El vértigo puede ser periférico o central, y cada uno de ellos tiene unos síntomas y manifestaciones específicas para identificarlo:

  • Vértigo periférico: en este caso es el sistema vestibular el que está dañado. El vértigo es muy intenso y suele cursar de forma episódica, es decir, que hay momentos en los que el paciente se encuentra bien y otros en los que no. Se acompaña de pérdida de audición en algunos casos como la enfermedad de Ménière, o de acúfenos o pitidos. El nistagmo (movimiento rápido e involutario d elos ojos) tiene una dirección horizontal y se ve aumentado al suprimir la fijación de la mirada. Suele acompañarse de sudoración, nauseas y vómitos. Son especialmente sensibles al ruido y a la luz.
  • Vértigo central: se asocia a lesiones que asientan en distintos niveles encefálicos. En este caso, el vértigo es mucho menos intenso, aunque continuo. No se acompaña de pérdida de audición. En este tipo de vértigo el nistagmo puede tener cualquier dirección, aunque generalmente es vertical. En los casos más graves puede asociarse a cefalea, vómitos, y tendencia al sueño (por ejemplo, en los ictus hemorrágicos). La marcha es muy complicada con una inestabilidad muy pronunciada en la mayoría de los casos. Otras funciones cerebrales pueden verse comprometidas en los casos de tumores, ictus o hemorragias.

Formas más importantes de vértigo

  • Enfermedad de Ménière: afecta al sistema vestibular. Es de origen desconocido. Comienza entre los 40 y los 50 años y afecta tanto a hombres como a mujeres. Se caracteriza fundamentalmente por episodios de vértigo, pérdida de audición y alucinaciones sonoras (conocidas como acúfenos). El vértigo suele durar minutos o unas pocas horas y se acompaña de vómitos. La pérdida de audición empeora progresivamente. Al comienzo, la enfermedad se manifiesta en un solo oído, aunque tras unos años afectará a ambos.
  • Vértigo postural paroxístico benigno (VPPB): es una de las principales causas de vértigo en pacientes que acuden a consulta, y predomina en mujeres adultas. Se caracteriza por la presencia de episodios breves de vértigo acompañado de nistagmo. Se produce cuando la persona cambia de posición, por ello suele presentarse por la noche (al voltear la cabeza sobre la almohada) pudiendo llegar a despertar al paciente. En casi la mitad de los casos, remite de forma espontánea unos tres meses después de su inicio; sólo un pequeño grupo de personas lo padecen de forma permanente.

Actualizado: 12 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Ramón Cacabelos

El Dr. Cacabelos explica en qué consiste la medicina genómica, que permite identificar precozmente el riesgo de que una persona desarrolle ciertas enfermedades, y determinar el tratamiento más efectivo para cada paciente.

Dr. Ramón Cacabelos

Experto en medicina genómica y presidente del Grupo EuroEspes
“En el campo diagnóstico el papel de la medicina genómica es fundamental. Más del 80% de las enfermedades del adulto están destruyendo nuestro organismo muchos años antes de dar síntomas, y cuando se manifiestan ya es tarde. Con un diagnóstico predictivo podemos identificar el riesgo 20 o 30 años antes de que aparezca la enfermedad, e implementar un plan preventivo"

Salud en cifras

80%
de las personas que padecen EPOC no han sido diagnosticadas
'Fuente: 'Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)''

PUBLICIDAD