PUBLICIDAD

Bebés y niños
Estreñimiento infantil
El estreñimiento infantil es una afección habitual en bebés y niños, que en la mayoría de los casos se puede solucionar con una dieta equilibrada y enseñando al pequeño unos hábitos higiénicos apropiados.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Soluciones al estreñimiento infantil

Para solucionar el estreñimiento infantil, en la mayor parte de los casos no hará falta recurrir a medicamentos, sino que siguiendo unas pautas de alimentación y hábitos higiénicos adecuados podremos encontrar la forma de resolver el problema.

Consejos para el estreñimiento del bebé

En el caso de los bebés y lactantes, prolongar la lactancia materna favorece un tránsito intestinal correcto. Hay que desaconsejar la ingesta de zumos o infusiones que compiten con la lactancia, estriñen y no alimentan igual.

En el caso de que estén estreñidos, los masajes abdominales suaves y los baños con agua templada pueden favorecer la evacuación.

Si se trata de un estreñimiento agudo, la estimulación rectal suave con un termómetro o sonda de punta roma puede ser una solución puntual. No hay que hacerlo como norma, porque el bebé se puede acostumbrar y su cuerpo tiene que aprender a utilizar el esfínter anal sin ayuda externa.

Los supositorios de glicerina también son una solución para problemas de estreñimiento ocasional. Si la situación se prolonga, siempre habrá que consultar al pediatra para que descarte otras causas o indique un tratamiento farmacológico, si es necesario.

Consejos para el estreñimiento de niños mayores

En el caso de niños mayores, algunas pautas que pueden solucionar un problema de estreñimiento son las siguientes:

Cambios dietéticos:

  • Aumentar el consumo de agua: al menos dos vasos de agua al día, incrementando su consumo en verano hasta un 25%.
  • Aumentar la cantidad de alimentos con fibra: frutas con piel, verduras enteras, legumbres… Las palomitas de maíz, por ejemplo, son ricas en fibra. Al menos deben tomar entre tres y cinco raciones de fruta y verdura al día.
  • Cocinar con aceite de oliva, incluso añadiendo una cucharada extra.
  • Evitar exceso de alimentos astringentes: patata, zanahoria, manzana, arroz…
  • Incluir en la dieta alimentos laxantes: ciruelas y kiwi (no dar a menores de un año).

Cambios higiénicos:

  • Deporte y actividad física: está comprobado que practicar de forma habitual ejercicio físico en la niñez se asocia a un tránsito digestivo regular.
  • Establecer un patrón regular para ir al baño: sentar al niño en el baño durante unos 10 minutos después de las comidas, e insistirle en que no se aguante cuando tenga ganas. Poco a poco irá estableciéndose un hábito y tránsito regular. Nunca hay que reprenderle o castigarle por este motivo, ya que puede generar conductas de miedo ante la defecación que favorecen el estreñimiento.

Medicamentos:

La utilización de laxantes y otros medicamentos para tratar el estreñimiento infantil debe de ser siempre consultada con el pediatra, ya que hay múltiples disponibles, con diversos mecanismos de acción, que también pueden tener efectos perjudiciales. En los casos más crónicos, que no mejoran con las pautas habituales y se asocian a encopresis, puede requerir también la intervención de un psicólogo infantil.

Actualizado: 27 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD