PUBLICIDAD

Bebés y niños
Vigilabebés
En el mercado hay una gran variedad de dispositivos vigilabebés y de recursos para controlar el bienestar de tu hijo, algunos muy sofisticados. Estos consejos te ayudarán a elegir el más adecuado para ti.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Apps y otras tecnologías para vigilar al bebé

Una pareja contempla a su bebé a través de una tablet

Diversas apps disponibles para diferentes sistemas operativos convierten el smartphone o la tablet en un dispositivo apto para vigilar a tu bebé.

Los vigilabebés ya no son una parcela de negocio exclusiva de las empresas de puericultura. Hoy en día la industria de la telefonía móvil ofrece varias propuestas para poder tener bajo control a nuestros pequeños. Tan solo hay que descargarse ciertas aplicaciones para que el smartphone o las tabletas se convierta en un sistema de monitorización del hogar. Mediante unas claves privadas podremos vigilar a nuestros hijos desde cualquier lugar, no sólo en casa, disfrutando de una comunicación continua aunque el teléfono esté bloqueado o cargando.

Es interesante conocer estas apps (disponibles para diferentes sistemas operativos móviles), porque ofrecen varias opciones como llamar a un número seleccionado cuando el bebé hace ruido para escucharle y hablarle, tranquilizándolo; o conectar dos smartphones por bluetooth o WiFi a modo de walkie talkies, por ejemplo.

Además, algunos modelos de relojes inteligentes (smartwatches) ya disponen de una función que avisa de que el bebé está llorando. Eso sí, el reloj será el receptor que debe estar enlazado con un teléfono móvil, vía bluetooth, por ejemplo, que hará de emisor de la señal.

Por otro lado, conforme tu hijo va creciendo, para tenerlo vigilado fuera de casa existen numerosas opciones: desde pulseras con un código QR para localizar al niño cuando se pierde (contienen la información de contacto de los padres); a relojes, pulseras o cinturones que el niño lleva puestos y, mediante un GPS por conexión telefónica, avisan cuando el pequeño cruza los límites establecidos por sus padres, pasando incluso por unos tatuajes temporales con la información de contacto u otros datos importantes; un recurso menos tecnológico, pero igualmente efectivo.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD