PUBLICIDAD

Bebés y niños
Trona del bebé
A partir de los seis meses vuestro bebé necesitará una trona para comer. Te contamos los tipos que hay, sus ventajas e inconvenientes, y las características en las que debes fijarte a la hora de adquirirla.
Escrito por María Hidalgo, Periodista especializada en embarazo e infancia

Características de una buena trona para bebés

Antes de comprar una trona para tu hijo, conviene que conozcas los requisitos que debe reunir. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado un informe que aconseja sobre las características que debe tener una buena trona para niños:

  • Seguridad. La trona debe contar con un arnés o con un cinturón para que el bebé no se caiga. También debe disponer de bloqueos de seguridad en la bandeja, en la altura del asiento y en las ruedas. Su diseño debe tener cantos redondeados, nunca aristas o vértices, para que los niños no se hagan daño. No debe tener partes empotradas donde el niño pueda pillarse una mano.
  • Materiales. Las tronas se fabrican en metal, plástico o madera. Cada uno de estos materiales ofrece una serie de ventajas: las de metal son muy resistentes, y si son de aluminio también son muy ligeras; las de plástico, son sólidas, higiénicas y ligeras; y las de madera están consideradas las más sólidas, pero también las más pesadas.
  • Ligereza. Aumenta la comodidad para transportarla de un sitio a otro fácilmente. Fíjate en que tenga ruedas para facilitar esta labor; dos como máximo.
  • Bandeja extraíble. Resulta muy higiénica, al ser fácil de limpiar, y cómoda cuando queremos que el niño que se siente a la mesa con el resto de la familia
  • Adaptable al crecimiento del bebé. Sirve para rentabilizar la inversión. Se puede usar durante más tiempo, primero como trona y después como asiento.
  • Respaldo reclinable. Permite al niño dormirse después de comer. Recomendada también para niños que tardan mucho en comer y pasan más tiempo en la trona.
  • Asiento. Debe ser acogedor, amplio y cómodo, para que el niño se sienta a gusto el mayor tiempo posible durante sus comidas. Los asientos acolchados son los más cómodos, y los de plástico más fáciles de limpiar que los de tela.
  • Plegable. El sistema de plegado debe ser práctico y sencillo. Escoge aquellos que soporten bien la verticalidad para que no vuelque fácilmente. 

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD