PUBLICIDAD

Kit de viaje para el bebé
Al salir de viaje con tu bebé debes llevar lo necesario para su comodidad y los cuidados que requiere. Toma nota de lo que no puede faltar en tu maletero si vais de vacaciones con vuestro hijo a la playa o la montaña.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Equipaje del bebé: lactancia y alimentación

Viajar con un bebé es asumir que él se convierte en el protagonista de las vacaciones…, y del equipaje, mientras nosotros pasamos a un segundo plano. Desde la ropa a la alimentación o los juguetes, debemos contemplar todo lo que le puede hacer falta a nuestro hijo cuando estemos fuera de casa, pero también hay que hacer un esfuerzo para distinguir lo imprescindible de lo que no lo es: al fin y al cabo hay muchas cosas que podremos comprar en nuestro lugar de destino.

Aunque dependerá bastante de la edad del bebé y de lo largo que sea el viaje, te contamos cómo hacer un equipaje lo más equilibrado posible, independientemente de que vayáis de vacaciones a la playa o la montaña.

Equipaje del bebé: lactancia y alimentación

Si tu bebé es aún menor de seis meses y habéis optado por la lactancia materna, se simplifica todo bastante (aunque también puedes necesitar un sacaleches); pero si toma lactancia mixta o lactancia artificial y ya ha comenzado con la alimentación complementaria, tendréis que llevar varias cosas:

  • Biberón

    Biberones: para la leche y también para el agua. Puedes valorar si necesitas un calienta biberones o si lo podrás preparar en algún establecimiento, en el medio de transporte en el que viajéis, o en tu lugar de alojamiento.

  • Leche en polvo para bebé

    Leche en polvo, tarritos, cereales, agua y otros alimentos: al menos la cantidad suficiente para el viaje de ida y el primer día, luego los podéis ir comprando en el lugar de destino. Si vuestro bebé ya come sólidos, podéis llevar algunas galletas o alguna pieza de fruta.

  • Termo para llevar la comida caliente

    Termo para conservar la comida caliente. También es muy útil llevar una pequeña nevera o bolsa isotérmica para mantener los alimentos en buen estado.

  • Babero para bebé

    Baberos: al menos un par de ellos, que podrás ir lavando a mano si se ensucian mucho. O si no vas a tener la posibilidad de limpiarlos a menudo, intenta hacerte con un pack más grande.

  • Platos y cubiertos para bebé

    Platos y cubiertos de plástico, para tomar las papillas. En verano se multiplican las salidas a comer o cenar fuera de casa, sin olvidar que el bebé debe cumplir con sus rutinas, por lo que dejes fuera de tu bolsa estos elementos para darle de comidad con facilidad estéis donne estéis.

No estará de más que lleves algún estropajo para limpiar las piezas de la vajilla y un esterilizador de biberones portátil.

Actualizado: 25 de Julio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD