PUBLICIDAD

Bebés y niños
Trona del bebé
A partir de los seis meses vuestro bebé necesitará una trona para comer. Te contamos los tipos que hay, sus ventajas e inconvenientes, y las características en las que debes fijarte a la hora de adquirirla.
Escrito por María Hidalgo, Periodista especializada en embarazo e infancia

La seguridad de las tronas para bebés

El mayor peligro de las tronas para bebés son las caídas accidentales que se pueden producir cuando el bebé no está bien sujeto por el arnés o falla el amarre estando sin vigilancia. La seguridad de las tronas es muy importante, ya que se usan durante un largo periodo de tiempo, de los 6 meses a los 3 años de edad y, además, no sólo se utilizan para comer, sino que también se usan para jugar o para dejar al niño un rato sentado.

Dentro de la gama de tronas para niños, AIJU, Asociación de Investigación de la Industria del Juguete, que se ocupa de la seguridad de los productos infantiles, distingue dos tipos de tronas: la trona alta que consiste en una silla independiente que eleva al niño a la altura aproximada de una mesa de comedor; y la trona de mesa, que es una silla que se fija a una mesa u otra superficie horizontal. Ambas están recomendadas para niños de entre 6 meses y 3 años de edad, que son capaces de sentarse solos, aunque en el caso de las tronas de mesa es imprescindible que el niño no supere los 15 Kg de peso.

Entre los principales riesgos asociados a las tronas destaca el mal uso del producto, o un diseño que no cumple con las exigencias mínimas de seguridad. Las tronas altas, conformes a la regulación europea, deberán estar marcadas con la Norma EN 14988: 2006, mientras que las tronas de mesa, vendrán etiquetadas con la Norma EN 1272: 1998. La normativa aplicable en el caso de las tronas tiene como finalidad reducir los accidentes que puedan sufrir los niños durante el uso normal o un mal uso razonablemente previsible de este producto.

Consejos de seguridad para las tronas altas

Las caídas de las tronas altas pueden causar lesiones importantes al bebé en la cabeza o en cualquiera de sus extremidades. Se producen cuando el sistema de retención no se usa, o se usa mal, y los niños pueden salirse de la silla. Hay que recordar que los niños deben estar siempre vigilados mientras permanecen en la trona, ya que el sistema de retención ofrece una falsa sensación de confianza que puede inducir a pequeñas distracciones de los cuidadores.

El diseño inseguro es el responsable de los accidentes mortales de los bebés en las tronas cuando éstos se deslizan por debajo de la bandeja, llegando a estrangularse. Para que esto no suceda, el diseño de la silla debe ser lo suficientemente estable para evitar que el niño se caiga de la silla.

La Asociación de Investigación de la Industria del Juguete, AIJU, encargada de analizar, evaluar y examinar la seguridad e idoneidad de los productos infantiles advierte que, aunque la seguridad de los productos se comprueba en los laboratorios de ensayo, a la hora de adquirir el artículo el consumidor puede intuir el grado de seguridad que ofrece si tiene en cuenta los siguientes consejos:

  • Consejos de seguridad para tronas altasPara evitar que los niños se pillen los dedos, la anchura de las aberturas debe ser inferior a 7 mm o superior a 12 mm.
  • Todos los bordes y esquinas accesibles deben estar redondeados para prevenir el riesgo de cortes o laceraciones.
  • Si la trona es plegable, debe disponer de mecanismos de bloqueo que impidan que se pliegue cuando el niño está sentado, o mientras se le coloca en la trona o se le saca de ella.
  • Si la trona es plegable, y con objeto de evitar el riesgo de un desplegado incompleto, comprueba que el peso del niño que utiliza el producto actúa en contra del movimiento de plegado, o que al menos uno de los mecanismos de bloqueo se acciona automáticamente cuando el artículo se despliega para su uso.
  • El diseño de la trona debe impedir que el niño pueda deslizarse hacia delante fuera del asiento, por ejemplo con una correa para la entrepierna y cinturón o con un arnés integral.
  • Si el respaldo es reclinable, la trona debe contar con un arnés integral.
  • La trona debe disponer de brazos u otros sistemas de protección lateral.
  • La trona debe llevar como máximo dos ruedas.

La trona de suelo (altas), de acuerdo a la norma europea, ha de estar etiquetada como mínimo con esta información:
Marca del fabricante/importador 
La norma UNE-EN 14988-1/2: 2006
ATENCIÓN. NO DEJE AL NIÑO SIN VIGILANCIA.

Consejos de seguridad para las tronas de mesa

Las tronas de mesa dejan prácticamente suspendido el asiento en el aire y, por este motivo, aparentan ser inseguras. Para evaluar el nivel de seguridad, el Laboratorio de AIJU somete a las tronas a duras pruebas de resistencia y fijación. Por ejemplo, la trona montada para su uso debe resistir una carga de 40 Kg durante 24 horas, aunque las tronas estén destinadas a niños de hasta 15 Kg.

Las normas exigen que los productos resistan en las condiciones más desfavorables posibles como, por ejemplo, los botes del niño que la usa, o los estirones de la trona que puede dar otro niño que está alrededor.

No obstante, el cumplimiento de la norma europea no es suficiente. La correcta utilización del artículo es clave para la seguridad del niño que la usa, y hay que seguir estos consejos:

  • Evita usar la trona de mesa en mesas cubiertas con cristal, mesas con el tablero superior sin fijar, mesas abatibles de bisagras, mesas con un único pedestal, mesas de juego o mesas de camping.
  • La superficie de soporte (mesa) debe ajustarse al espesor máximo y mínimo recomendado por el fabricante.
  • Evita colocar la trona de mesa donde el niño pueda empujarse con los pies contra una pata de la mesa, una silla, o cualquier otra estructura que pudiera facilitar que la trona se saliese de la mesa.
  • No coloques ninguna silla o superficie de soporte bajo la trona de mesa, ya que podría ayudar a que el niño se pusiese de pie, con el consiguiente riesgo de caída.
  • Si el niño no puede sentarse por sí mismo, no uses la trona de mesa.
  • Asegúrate de que la mesa no volcará cuando la trona de mesa esté fijada a ésta y el niño dentro.
  • No uses la trona de mesa con telas o manteles que puedan interferir en el adecuado funcionamiento de los elementos de anclaje. La estructura de la mesa y la superficie deben mantenerse limpias y secas.
  • Si el niño pesa más de 15 Kg, no uses la trona de mesa.
  • Revisa los tornillos de presión y las ventosas de manera rutinaria antes de usar la trona de mesa.
  • No utilices la trona de mesa si se ha perdido alguno de sus componentes, o si cualquiera de ellos está roto.

La trona de mesa, de acuerdo a la norma europea, ha de estar etiquetada como mínimo con esta información: 
Marca del fabricante/importador
La norma UNE-EN 1272:1998
MUY IMPORTANTE: No dejes nunca al niño sin vigilancia.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD