Cómo elegir el carrito del bebé
Abrumados por la oferta y las modas, muchos padres afrontan la compra del carrito de su bebé como un verdadero calvario. Os ayudamos a descubrir cuál es el modelo que mejor se adapta a vuestras necesidades.

La sillita de paseo urbana

Actualizado: 25 de septiembre de 2022

Sillita de paseo urbana: tipos y cómo elegirla

La sillita de paseo urbana es un carrito de bebé compacto, ligero (entre seis y siete kilos), y muy fácil de manejar y plegar. Hoy en día la mayoría de este tipo de sillitas tienen tres o cuatro posiciones y reposapiés regulable, pero si queréis usarla desde el nacimiento, debéis buscar un modelo que se abata completamente, aunque otra opción es complementarla con un portabebés. En cualquier caso, no se recomienda usar hasta pasados los seis meses.

PUBLICIDAD

El precio es muy variable, a partir de 100 hasta los 300 euros, aunque algunos modelos, sobre todo los gemelares, pueden alcanzar los 400 euros. En general, cuanto más cara, más robusta y confortable, aunque no es un tipo de silla pensada para largos trayectos, ya que las ruedas no suelen ser grandes ni la suspensión una maravilla. En resumen, resulta apropiada para papás urbanitas sin ganas de complicarse la vida, aunque no es una buena opción para los recién nacidos.

A la hora de comprarlas, recuerda revisar que cumplan la norma de seguridad europea EN 1888:2003, y deben de poder admitir un peso de entre 9 y 15 kilos. Lo más importante es que sea ligera y fácil de plegar, pero mídela para verificar que te entre en el maletero y ascensor. Fíjate también en si lleva cesta para poder guardar enseres del niño y si permite acoplarle una sombrilla para el sol y plástico para los días de lluvia.

PUBLICIDAD

Sillita de paseo tipo paraguas

Existe una versión todavía más ligera de estas sillas, que son las que cierran en forma de paraguas y que son más fáciles de trasportar; aunque estos modelos están pensados para niños a partir del año y más bien como segundo carrito, cuando ya estamos hartos del otro mamotreto. Son menos cómodas, con ruedas más pequeñas, pero son más útiles para moverse por la ciudad y usar en el trasporte público o guardarlas en maleteros pequeños.

Sillitas de paseo todoterreno

El mercado propone asimismo otro tipo de sillitas: las todoterreno, que son esas que tienen tres ruedas casi igual de grandes que las de un 4x4, y una suspensión a prueba de baches y badenes. Son perfectas para los que viven en el campo o aquellos a los que les gustan los paseos campestres sin que el bebé se mueva como en una atracción de feria. Inconvenientes: si las queremos usar desde el nacimiento hay que comprar obligatoriamente la maxi-cosi (se suele vender aparte); son grandes, pesadas y difíciles –por no decir imposible– de plegar, y generalmente salen caras. Eso sí, si sois de salir a correr, la estampa queda divina.

PUBLICIDAD

Sillitas de paseo para gemelos

También existen sillas inclasificables para padres muy exigentes, y toda una gama de carritos gemelares, bien a lo largo, con los asientos colocados uno detrás de otro, bien a lo ancho, más del tipo paraguas, concebidos para gemelos o mellizos un poco más mayorcitos.  

Sillita de paseo para deportistas

Este tipo de sillas es usado sobre todo para aquellos padres que quieren aprovechar para hacer deporte cuando pasean a sus pequeños o bien para llevarlas de excursión por terrenos más difíciles como la montaña o la playa. Las ruedas aquí tienden a ser más grandes y los frenos suelen estar ubicados en los manillares. Algunos modelos llevan tres ruedas para girar con más facilidad, por contra suelen ser más pesadas.

Creado: 27 de junio de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD