PUBLICIDAD

Bebés y niños
Hipersexualización infantil
La hipersexualización es la tendencia a enfatizar el valor sexual de la persona por encima de cualquier otra cualidad definitoria. Esta tendencia se extiende con trágica rapidez a la infancia, acabando con ella.
Escrito por Celia Rodríguez Ruiz, Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil

Cómo prevenir el fenómeno de la hipersexualización en la infancia

Prevenir la hipersexualización infantil es algo complicado, ya que estamos ante un patrón que se extiende como una epidemia en nuestras sociedades modernas, y que se sirve de los grandes medios de comunicación de masas para llegar a todos los rincones. Medios que, con la excusa de entretenernos, aprovechan para transmitir mensajes subliminales. Mensajes que nos hacen comprar, que nos hacen consumir cierto tipo de productos y cierto tipo de ocio. Y, lo que es peor, mensajes que nos hacen pensar, que nos hacen ser y que nos hacen comportarnos y sentir de un modo específico.

No obstante, hay muchas cosas que están en nuestra mano para evitar caer en la hipersexualización de nuestros hijos. Estos son algunos consejos para prevenir el fenómeno de la hipersexualización en niños y niñas:

  • El primer paso es analizar nuestros propios valores y principios, aquellos que estamos transmitiendo a nuestros niños y niñas. Sí que es cierto que no seremos el único modelo que reciban, pero si somos un modelo libre del patrón de hipersexualización estaremos ofreciéndoles otra alternativa, estamos dándoles otra opción.
  • Cuidado con los medios, es nuestra labor dosificar los medios y comprobar que los contenidos a los que acceden por televisión o Internet son apropiados para su edad.
  • Desarrollar su sentido crítico. Podemos dosificar los medios, pero no podemos eliminarlos por completo, tampoco es bueno. Los niños y niñas han de conocer el mundo, la sociedad en la que se mueven, pero es nuestra labor dotarles de las herramientas necesarias para moverse en ella.
  • La comunicación. Es importante tanto explicarles como escuchar sus interpretaciones y creencias.
  • Transmitir valores más humanos, como la colaboración, el amor, el respeto…, el valor de la persona como algo más que los adornos y el atractivo físico.
  • El desarrollo de un autoconcepto completo que englobe a la persona de manera integral es fundamental y servirá de base para una rica autoestima.
  • La comprensión de algo muy lógico: cada persona es única y diferente, las personas somos heterogéneas y nuestra belleza se encuentra en nuestras diferencias y en nuestra actitud. 

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil
Celia Rodríguez Ruiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD