PUBLICIDAD

Bebés y niños
Primeros días de colegio
Empezar el colegio es un acontecimiento muy importante para tu hijo, y el miedo a lo desconocido y a la separación pueden dificultar el proceso de adaptación. Estos consejos os ayudarán a afrontarlo con éxito.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Consejos para afrontar los primeros días de colegio

El colegio no comienza en el momento en el que dejamos a nuestros hijos en la puerta del centro sino que, desde casa y a través de nuestras rutinas diarias, podemos preparar a los más pequeños para que este proceso de cambio sea lo más fácil y agradable posible para ellos.

Además de los consejos de los profesores, también podemos introducir pequeñas modificaciones en nuestras tareas y rutinas cotidianas para contribuir a que nuestros hijos vayan asimilando la idea de dicho cambio poco a poco. Algunas de las recomendaciones que puedes poner en práctica para conseguirlo son:

  • Haz que se sientan parte del cambio a través de algo tan sencillo como implicarlos en los preparativos de su nueva etapa escolar. Cuando empezaron la guardería eran demasiado pequeños para esto, pero ahora que tienen 3-4 añitos, les encantará elegir su mochila, acompañaros en la compra de los que serán sus libros y su material escolar, así como su uniforme o sus zapatos del cole. Con esto no decimos que les compres todo lo que quieran o que ellos lo elijan todo, sino que les des la opción de opinar en los aspectos más triviales y que, por supuesto, no conlleven un gran desembolso económico.
  • Unos días antes de que vuestro peque empiece el cole, si tus quehaceres diarios te lo permiten, adelanta un poquito –unos 45 minutos, más o menos– la hora del baño y la de irse a dormir. La idea es, por un lado, dedicarle al baño y a la cena un poco más de tiempo, ir sin prisas y, por supuesto, que los pequeños se vayan a la cama más temprano para que duerman un poco más, y cuando empiecen el cole no noten tanto los madrugones.
  • Procura que las actividades que realicen justo antes de irse a la cama sean lo más tranquilas posible. Es decir, evita la televisión, los juegos demasiado dinámicos, los dispositivos electrónicos, o cualquier otra actividad que los sobreestimule; en lugar de eso opta, por ejemplo, por leer cuentos en familia o por charlar sobre cómo será su primer día de colegio.
  • También es muy positivo que ayuden a preparar su ropa para ir al cole y su mochila; de hecho, ésta puede ser otra de las actividades previas al momento de irse a la cama. Con ello adquieren una responsabilidad, consigues que se sientan parte del proceso y, a la vez, ganas un poco de tiempo por las mañanas, evitando así tener que organizar la ropa y la mochila a la carrera. En este sentido, aunque al principio sea complicado, evitad todas esas prisas matutinas para que el momento de ir al cole no se convierta en una actividad estresante.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD