PUBLICIDAD

Bebés y niños
Las deposiciones o caquitas del bebé
Cantidad, olor, color… muchos padres se preocupan por los cambios en las deposiciones de sus bebés. Te enseñamos cómo identificar en las caquitas del pañal de tu peque si existe algún problema de salud.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Las caquitas del bebé, ¿qué nos debe preocupar?

Deposiciones o caquitas del bebé

Uno de los temas de conversación más habituales entre los padres primerizos es el de las cacas de su bebé. Cantidad, olor, color… un tema ciertamente algo escatológico, pero que suele preocupar por desconocimiento a los nuevos papis. Aunque la mayoría de veces los cambios en las deposiciones son normales debido a la progresiva incorporación de la alimentación complementaria, hay ocaciones que pueden esconder algún significado patológico. ¿Qué nos dice el pañal? En este artículo explicaremos cómo son las deposiciones del bebé a lo largo de su primer año de vida, cuáles son las características normales y qué cosas nos deberían preocupar.

Deposiciones del bebé, ¿qué nos debe preocupar?

Los signos de alarma que nos deben hacer consultar al pediatra en relación a las deposiciones y el pañal de nuestro bebé son:

  • Estreñimiento mantenido pese a un correcto aporte de agua y fibra.
  • Heces líquidas acompañadas de fiebre. Habrá que valorar el estado de hidratación (gastroenteritis).
  • Estreñimiento que se asocia a mal estado general del bebé: palidez, somnolencia, irritabilidad, distensión abdominal
  • Deposiciones con sangre: pueden indicar intolerancia a proteínas de leche de vaca, o si se asocian a fiebre, una gastroenteritis.
  • Heces muy pálidas: si las cacas del bebé son prácticamente blancas (acolia) y su piel tiene un color amarillento (ictericia) nos pude indicar la existencia de alguna patología del hígado.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD