PUBLICIDAD

Bebés y niños
Almuerzos y meriendas saludables para los niños
¿Se te acaban las ideas de qué meterles a tus hijos en la mochila para el recreo o cómo rellenar sus bocadillos para la merienda? Aquí tienes unas cuantas de lo más sencillas, divertidas y saludables.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Ideas de almuerzos y meriendas infantiles con cereales

Si pensamos en cereales como ingrediente básico de una merienda, nos vendrá a la cabeza el tradicional bocadillo, por aquello del pan, y eso no está mal, porque es una opción muy recomendable. Pero hay muchos más recursos e ideas ingeniosas para preparar una merienda o un almuerzo con los cereales como base:

  • También podemos incluir en este apartado el bizcocho, mejor casero y con elaboración sencilla, de textura firme para que no se disgregue durante el juego.
  • Los palitos de cereales o de pan que llevan añadido algún ingrediente o se pueden untar con una crema o similar son otro recurso.
  • Las tortitas de cereales, donde ya existe una gran variedad en el mercado, resultan muy apetecibles. A veces solas o a veces untadas con quesito o membrillo o crema de cacao.
  • Y no hay que olvidarse de las tradicionales galletas maría que se pueden acompañar de complementos similares a las tortitas. Actualmente, en cuanto a galletas, podemos disponer de gran variedad y sabores mil. Desde galletitas integrales con forma de personajes de la televisión hasta galletas o bizcochitos cuyos ingredientes incluyen manzana o soja o vegetales.

Bocadillos para la merienda de los niños

Pero nos vamos a detener un poco más en el bocadillo. Vamos a darle una vuelta de tuerca y lo vamos a hacer cada día con un pan diferente para que el niño se acostumbre a tomar pan de semillas, integral, de cereales, etcétera.

Como relleno, además del embutido o fiambre, utilizando preferentemente los menos grasos, jamón serrano, jamón cocido, pechuga de pavo, lomo embuchado, también se puede usar, si no existe contraindicación, chorizo, salchichón, fuet, mortadela, paté, chocolate y, por supuesto, el queso en sus múltiples variantes.

Pero existe un universo más allá del embutido a la hora de preparar bocadillos o sándwiches y donde no hace falta ser Ferran Adriá ni trabajar en el Bulli. A veces, lo más sencillo, conocido y vistoso es lo mejor aceptado. Se pueden encontrar tantas variantes que es posible no repetir bocata en mucho, mucho tiempo.

A la hora de plantear la comodidad del bocata para que se lo tome el niño y no se le descomponga o se le salgan los ingredientes cuando lo lleve al colegio o al parque, es recomendable pensar que, si se va a incorporar una salsa o ingredientes con bastante agua, es mejor que se utilice un pan con mucha corteza y que aporte consistencia. Para ingredientes más secos, donde no haya tanto riesgo de rotura del montaje, se puede usar un pan más sencillo o pan de molde.

Si el peque se va a tomar este bocadillo mientras juega en el parque o se está moviendo, es preferible que no incorpore demasiados ingredientes juntos para que no terminen en el suelo. Pero en otras ocasiones, si queremos un poco más de variedad, podemos sugerir un cierto momento de relax en un banco o en la hierba a la hora de la merienda.

Como ejemplo de que el bocadillo no tiene porqué ser sinónimo de ingredientes grasos, aquí presentamos algunas alternativas:

Bocadillos con ingredientes vegetales

  • Calabacín, berenjena
  • Tomate
  • Pimiento del piquillo, cristal, verde
  • Lechuga
  • Pepinillo
  • Champiñones, setas y maíz
  • Mango, piña, plátano o manzana
  • Membrillo

Bocadillos de otros ingredientes

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD