PUBLICIDAD

Cómo eliminar la papada
La papada, una acumulación de grasa o descolgamiento de la piel bajo la barbilla, es uno de los problemas estéticos que más preocupan a partir de los 40. Descubre ejercicios y tratamientos para eliminarla o prevenir su aparición.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Cómo eliminar la papada

Mujer con papada o doble mentón

El cuello es una de las zonas que mejor refleja nuestra edad. A partir de los 40 años, e incluso antes, la piel localizada bajo la barbilla puede perder elasticidad o acumular grasa hasta provocar un descolgamiento visible llamado doble mentón, y que popularmente se conoce como papada. Este problema estético se ha convertido en un dolor de cabeza tanto para hombres como para mujeres, sobre todo a partir de los 40 años, porque proporciona un aspecto avejentado. Si ya empiezas a notar su aparición, sigue leyendo y descubre las diferentes opciones a tu alcance para hacerle frente.

La papada suele asociarse a personas que tienen sobrepeso u obesidad, sin embargo, las personas delgadas también pueden tener este problema estético, pues el doble mentón puede aparecer por diversos motivos, como puede ser la genética, los daños del sol, o el abuso del teléfono móvil o la tablet con una mala postura de cuello, el conocido como text neck, entre otros.

Eso sí, sea cuál sea su origen, conviene conocer el tipo de papada que se tiene para saber cómo corregirla.

Tipos de papada

Es importante diferenciar entre los tres tipos de doble mentón que existen. Según nos explica la Dra. Petra Vega, presidenta de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), una de ellas se produce por la pérdida de elasticidad de la piel de debajo de la barbilla, muy común en las personas mayores y en aquellos que han perdido peso de manera muy rápida; otra se debe a una acumulación de tejido adiposo en esta zona, es decir, grasa, que suele observarse en la gente con sobrepeso, especialmente cuando bajan la cabeza; y, por último, una pérdida de fuerza en el músculo de la barbilla, por lo que se descuelga.

Pérdida de elasticidad en la papada
La piel flácida, el exceso de grasa o el descolgamiento muscular puede provocar papada.

La manera que tienen de diferenciarse, nos cuenta la doctora, es con la exploración del médico: si puede pellizcar de manera abultada la papada será grasa, si se desliza fácilmente al agarrar la zona de debajo de la mandíbula será un exceso de piel, y si las bandas platismales –las líneas que van desde el mentón hasta las clavículas– se marcan más con algunos movimientos, corresponderá a un problema muscular.

Algunos problemas en el desarrollo de la mandíbula, como que ésta sea demasiado pequeña, pueden hacer que parezca que existe un doble mentón cuando, en realidad, es que el hueso mandibular es tan corto que la piel o la musculatura de la mandíbula sobresale, dando aspecto de papada.

Selfie
El auge de los selfies han hecho que cada vez más personas traten su papada.

El afán por parecer unos años más joven y la popularización de los selfies han hecho que aumente la obsesión por la imagen corporal, y especialmente por el aspecto de la cara. Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) uno de cada 10 españoles que se mostraban interesados en hacerse una operación de cirugía estética lo hacían porque estaban influenciados por los selfies.

Actualizado: 3 de Diciembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD