Manos secas o agrietadas: consejos para cuidarlas
La aparición de grietas o sequedad de manos es habitual cuando se exponen a las agresiones externas y climáticas, debido a que su piel es una de las más desprotegidas del cuerpo. Aprende cómo mantenerlas suaves e hidratadas.

Manos secas o asperas: consejos para mantenerlas suaves

Actualizado: 16 de enero de 2020

Si has notado que últimamente tus manos están secas, ásperas o agrietadas, o quieres prevenir que lo estén, sobre todo de cara a la llegada del frío, puedes conseguirlo adoptando unos sencillos hábitos. Con la ayuda de Miguel Aizpún Ponzán, dermatólogo de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV), te ofrecemos algunos consejos que debes seguir para tener unas manos sanas, bonitas e hidratadas:

  • Agua y jabón

    Usar agua tibia y jabón sin antisépticos ni perfumes para el lavado diario de las manos. Recuerda secar la piel con una toalla de algodón y no hacerlo al aire libre, pues esto puede resecarla.

  • Productos de limpieza

    Evitar el contacto directo con productos de limpieza y detergentes, además de no estar en contacto directo con diluyentes o disolventes.

  • Ponerse guantes para limpiar

    Ponerse guantes para limpiar y para aplicar cremas, lociones o tintes para el cabello.

  • Guantes en invierno

    Usar guantes en invierno cuando se esté en el exterior o se vaya a entrar en contacto con la nieve.

  • Cebollas

    No exprimir o pelar cebolla, ajo, pomelos, limones o patatas con las manos desnudas.

  • Geles bactericidas

    No usar a menudo los geles bactericidas con gran cantidad de alcohol. Se pueden llevar en el bolso como medida de emergencia, pero no se debe abusar de ellos.

  • Crema hidratante de manos

    Tener siempre cerca una crema de manos hidratante. Intenta que no falte un bote en la mesilla de tu cama, en la mesa de tu trabajo, o en tu bolso; de esta manera, podrás recordar con facilidad aplicártela varias veces al día.

  • Cuidar las cutículas

    No te olvides de cuidar las cutículas; aplica crema en ellas o aceite de ricino.

  • Parafina líquida

    Si quieres unas manos suaves puedes optar por los baños de parafina líquida, que consisten en sumergir las extremidades en una cera de parafina caliente, dejar que se seque, y aplicar otras capas, para después de unos 15 o 20 minutos retirarla e hidratar con una crema nutritiva.

  • Mascarillas

    Utiliza mascarillas. Las más comunes son guantes de algodón o de plástico que tienen en su interior un producto para hidratar las manos en profundidad. Tendrás que pasarte al menos media hora con ellas puestas, aunque es mejor que lo hagas por la noche para dormir, así actuará durante más horas, y además no te molestará para realizar tus tareas diarias.

  • Protección solar para las manos

    Emplea protección solar a diario en las manos, incluso cuando esté nublado, al igual que harías con la piel del rostro.

  • Manos secas con heridas

    En caso de que aparezcan grietas con sangrado, dolor o hinchazón, se debe acudir al médico para que pueda recetar un tratamiento, que en algunas ocasiones se compone de cremas con corticoides.

¿Qué debe llevar una buena crema de manos?

En uno de los consejos anteriores se indica que se debe tener siempre a mano una crema hidratante, sin embargo, no vale cualquiera. Por eso, te damos una lista con algunos de los ingredientes que debe contener el producto para obtener los mejores resultados en tu piel, según quieras:

  • Proteger las manos: lanolina, vaselina, aceites minerales…
  • Eliminar las células muertas y estimular la cicatrización: urea y ácido láctico.
  • Hidratarte: ácido hialurónico, aloe vera, glicerina o glicerol, manteca de karité…
  • Aportar lípidos: aceite de coco, jojoba, argán, monoi, ricino, oliva, escualeno…
  • Regenerar la piel: cremas con vitaminas A, B5 y E.

Creado: 15 de noviembre de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD