PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Sofocos en la menopausia
Los sofocos son uno de los síntomas más comunes y molestos en la menopausia, y de los más precoces, ya que suelen aparecer unos años antes. Conoce sus señales y toma nota de estos consejos para combatirlos.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Cómo combatir los sofocos en la menopausia

Cómo combatir los sofocos en la menopausia

Los sofocos no conllevan ningún peligroso, pero pueden causar diversas molestias a las mujeres, e incluso llegar a impedirles realizar sus actividades cotidianas con normalidad.

La menopausia es una etapa fisiológica normal en la vida de una mujer, que no precisa de ninguna medicación especial. Cuando los síntomas son leves, no es necesario ningún tratamiento para los sofocos. Sin embargo, cuando son muy molestos y perturban la calidad de vida existen tratamientos efectivos que pueden combatirlos y que el médico puede aconsejar después de analizar cada caso particular.

  • Terapia hormonal sustitutiva (THS). Algunas mujeres sienten alivio con estas terapias, que administran estrógenos y que combaten algunos síntomas de la menopausia como la sequedad vaginal, los incómodos sofocos o la depresión, pero hay que tener en cuenta que tiene efectos secundarios, por lo que deberás valorar junto a tu médico o especialista si es lo más indicado para ti.
  • Tibolona. Esta hormona sintética tiene una actividad similar a las hormonas sexuales femeninas  estrógenos y progesterona. Este tratamiento no debe utilizarse antes de la menopausia.
  • Fitoestrógenos, la alternativa no hormonal. Para las mujeres que no pueden tomar la terapia hormonal o prefieren evitarla existen los fitoestrógenos, como las isoflavonas de soja, que son una buena opción para combatir los sofocos y otros síntomas que acompañan a la menopausia. Estos suplementos de soja son aptos para todas las mujeres, incluidas las diabéticas, celíacas e intolerantes a la lactosa, y no tienen efectos adversos significativos. Reducen los síntomas de la menopausia, mejoran el perfil lipídico (reducen el colesterol “malo” y previenen enfermedades cardiovasculares), disminuyen el envejecimiento celular gracias a su capacidad antioxidante y mejoran la densidad mineral ósea.

Recomendaciones para aliviar los sofocos

Además de estos tratamientos, hay varias recomendaciones sencillas y prácticas que pueden ayudar a combatir los incómodos sofocos:

  • Evita tomar café y alcohol.
  • No fumes, el tabaco empeora los síntomas.
  • No tomes bebidas muy calientes.
  • Haz ejercicio moderado y de forma regular. La actividad física mejorará tus sofocos y tu estado de ánimo general.
  • Sigue una dieta saludable, rica en calcio, que incluya sobre todo lácteos y vegetales.
  • Reduce todo lo que puedas el estrés, procura hacer una vida tranquila.
  • Vístete en capas, con prendas superpuestas que puedas ir quitándote cuando sientas las sofocaciones.
  • Mantén una temperatura ambiente baja.
  • Lleva un abanico a mano y una botellita de agua para cuando aparezcan los sofocos.
  • Ponte una toallita fría y húmeda en el cuello que te alivie durante los sofocos. 

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD