Dónde guardar la mascarilla (y dónde no)

El uso de mascarilla al aire libre ya no es obligatorio en España y en otros países. Estas son las mejores opciones para guardarla mientras no la estés usando para tenerla a mano y sitios dónde deberías evitar meterla.
Dónde guardar la mascarilla (y dónde no) mientras no la usas

Actualizado: 9 de julio de 2021

Desde el 26 de junio ha dejado de ser obligatorio llevar puesta la mascarilla en el exterior, pero habrá que tener siempre una a mano por si hay que ponérsela siempre que entremos en un espacio interior, en trasportes públicos o que no se pueda mantener la distancia de seguridad recomendada de 1,5 metros al aire libre.

Y la pregunta es: ¿dónde es mejor guardar la mascarilla? Y es que, desde que empezó la pandemia muchos han agudizado el ingenio y sacado al mercado todo tipo de artilugios donde meter las mascarillas usadas. Sin embargo, no todo lo que se ve ni lo que se vende es recomendable. Por eso, ahora que su uso va a ser intermitente conviene saber cómo manipularla y guardarla correctamente. La higiene es clave.

  • En una bolsa o sobre de papel, o bien en una funda o bolsita de tela (algodón) es la solución más adecuada para guardar la mascarilla. ¿Por qué? Porque son materiales transpirables que evitan que se concentre la humedad de la mascarilla y permanezca mojada o crezcan bacterias.
  • ¿Las cajitas de plástico no valen? El plástico sin perforar no transpira, retiene la humedad, así que no valdrían para este fin. Aunque venden unas cajitas de plástico perforadas, con agujeritos, que sí servirían.
Infografía: Dónde guardar la mascarilla

Al guardar tu mascarilla recuerda que la higiene es clave, y debes evitar en lo posible tocar la parte frontal y la interna, quitándola y sosteniéndola por las cintas, así como dejarla en contacto con cualquier superficie que pueda estar contaminada. Al guardarla, es preferible que la parte en contacto con nuestra cara esté doblada hacia adentro, para que esté lo más protegida posible. En cualquier caso, recuerda lavarte las manos antes y después de hacerlo.

Dónde no debes guardar tu mascarilla al quitártela

Después de tantos meses conviviendo con las mascarillas habrás visto (y hecho) de todo a la hora de acomodarla mientras no se está usando para tenerla a mano, especialmente cuando vamos a sentarnos a una terraza para tomar algo. Pero lo cierto es que la mayoría hemos adquirido ciertos vicios al respecto que es preferible evitar. Así, estos son algunos de los sitios donde no deberías guardar o apoyar tu mascarilla:

  • Colgada en el cuello: ya sea simplemente bajándotela o colgada con una cadenita similar a las usadas para las gafas o el móvil.
  • Enroscada en el codo o brazo: al igual que en el caso anterior podemos acabar rozándola con cualquier superficie.
  • En un bolsillo de la ropa: aparte de requerir doblarla de más y arrugarla, puede estar en contacto con monedas, llaves o el mismo forro del pantalón.
  • En un bolso o bolsillo de una mochila: el efecto puede ser el mismo que en la ropa, hoy día llevamos de todo y al sacarla, además, puede engancharse y acabamos cogiéndola por la tela en lugar de por las gomas.
  • Apoyada sobre la mesa de la terraza o la cartera: una de las zonas donde más la dejas expuesta a patógenos.
Infografía: Dónde no guardar la mascarilla

Dónde se seguirá llevando mascarilla

Como decíamos, la mascarilla hay que llevarla siempre a mano, ya que aunque la nueva norma especifica que no es obligatorio llevarla puesta en exteriores sí matiza que debemos tenerla siempre a mano, ya que hay diversas situaciones en las que debemos ponérnosla aún:

  • En interiores: farmacia, supermercado, banco, biblioteca, cine, oficinas, gimnasios, polideportivos, restauración...
  • Al aire libre, en eventos multitudinarios donde haya aglomeraciones, el público esté de pie o sentado a menos de 1,5 metros (concierto, exposición, manifestación, ferias, mercadillos...).
  • Espacios públicos abiertos si se comparten con no convivientes y no hay distancia de 1,5 metros (calle, terraza, parques, plazas...).
  • Transporte público: aviones, autobuses, en trenes y andenes, teleféricos o trasportes privados de pasajeros. En embarcaciones no será necesario en los camarotes o si se puede mantener la distancia social.
  • Residencias de ancianos: la llevarán puesta trabajadores y visitantes. Los residentes también si hay menos del 80% de residentes vacunados. Si se cumple esa cifra o más, solo los residentes pueden no llevar mascarilla.
  • Trabajadores esenciales en lugares de trabajo que tengan una vacunación menor con del 80%. Si se cumple o hay más, pueden quitársela.
  • Donde tú quieras, no es obligatorio quitártela si no quieres.
Infografía: dónde se seguirá llevando mascarilla
 

Creado: 9 de julio de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD