PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Pesadez de piernas o piernas cansadas
Sol, altas temperaturas y… pesadez en las piernas. Mejorar la circulación sanguínea y evitar la retención de líquidos es clave para luchar contra la sensación de piernas cansadas. Descubre estos y otros consejos.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Trucos para combatir la pesadez de piernas desde casa

Trucos para combatir la pesadez de piernas desde casa

Estos son algunos útiles consejos que puedes seguir sin esfuerzo para aliviar la pesadez de piernas desde tu propia casa:

  • Normalmente la sensación de pesadez en las piernas va aumentando a medida que van pasando las horas. Por este motivo, es estupendo, cuando llegamos a casa después de una dura jornada, tumbarnos un rato con las piernas por encima del corazón. Además de descansar, conseguiremos ayudar a que el retorno de la sangre desde las extremidades al corazón sea más sencillo.
  • Meternos en la ducha y pasar el chorro de agua fría desde los tobillos hasta las ingles también contribuirá a que reduzcamos esa sensación de malestar. Al salir del baño podemos completar el cuidado con un masaje ascendente con cremas con efecto frío.
  • No usar tacón demasiado alto ni prendas ceñidas o no cruzar las piernas cuando se está sentado también es importante para aquellas personas que padecen piernas cansadas, quienes, en casos más graves, agradecerán el uso de medias de compresión especiales.
  • Igualmente, hay que estar siempre en activo, por lo que no es bueno pasar muchas horas de pie o sentado. Si te gusta demasiado la tele o el ordenador o tu trabajo te obliga a ello, haz pausas y muévete un poco por la habitación para facilitar la circulación sanguínea.
  • También puedes aprovechar esas pausas para hacer un ejercicio sencillo, pero muy útil para evitar la pesadez en las extremidades inferiores: haz círculos imaginarios con los pies, primero en una dirección y luego en la otra; cuando hayas hecho 10-15 círculos con cada uno de los pies, estira una de las piernas y trata de llegar con la punta de los pies lo más lejos posible, después dobla el pie (con la pierna siempre estirada) como si quisieras llegar con los dedos a la rodilla y repite esto 10-15 veces con cada una de las piernas. Se hacen sentados, así que son ideales para casa, el trabajo, el coche o el autobús.

Actualizado: 4 de Abril de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD