PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Un sueño fragmentado es peor que dormir poco

Despertarse varias veces durante la noche impide que una persona tenga suficiente cantidad de sueño profundo de ondas lentas y que su descanso sea reparador, lo que afecta negativamente a su estado de ánimo.
Una joven sentada en la cama tras despertarse durante la noche

Las interrupciones del sueño son un síntoma de insomnio que se asocia con el ánimo depresivo.

05 de Noviembre de 2015

Los despertares nocturnos que interrumpen el sueño resultan más perjudiciales para el estado de ánimo de una persona que dormir durante el mismo tiempo –aunque se trate de pocas horas–, pero de un tirón, según han descubierto investigadores del Hospital Universitario Johns Hopkins de Baltimore (Maryland, EE.UU.).

La polisomnografía mostró que los periodos de sueño profundo de ondas lentas eran más breves en las personas a las que despertaban de manera forzada

En el estudio participaron 62 hombres y mujeres sanos a los que sometió de forma aleatoria a tres situaciones distintas en una habitación preparada al efecto: tres noches consecutivas de interrupciones del sueño forzadas, o con retrasos a la hora de ir a dormir, o con sueño ininterrumpido.

Tras la primera noche, las personas a las que se despertó varias veces y aquellas que se fueron a dormir más tarde presentaron un estado de ánimo más negativo, de acuerdo a los resultados de un cuestionario de evaluación en el que los participantes en el experimento indicaron cómo sus sentimientos respecto a una amplia variedad de emociones, tanto positivas como negativas.

Después de la segunda noche, las diferencias en su estado de ánimo fueron todavía más significativas, y el grupo que sufrió los despertares nocturnos presentó una disminución del 31% en el ánimo positivo, mientras que las personas que se acostaron una hora más tarde mostraron un descenso del 12% en comparación con la primera noche de falta de descanso.

Como ha explicado Patrick Finan, profesor asistente de psiquiatría y ciencias conductuales de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, y autor principal del trabajo, cuando el sueño se interrumpe varias veces durante la noche no es posible experimentar las distintas fases del sueño, algo necesario para poder conseguir la cantidad de sueño de ondas lentas necesario para que el individuo se recupere.

Los investigadores comprobaron, mediante una polisomnografía, que los periodos de sueño profundo de ondas lentas eran más breves en aquellas personas a las que despertaban de manera forzada, y que esto tenía una asociación estadísticamente significativa con la disminución del estado de ánimo positivo de estos individuos.

El experto ha recordado que las interrupciones del sueño son frecuentes en personas sanas que acaban de tener un bebé o que deben trabajar haciendo guardias por la noche, y que también es un síntoma común de los pacientes con insomnio, que tienen una mayor propensión a presentar un estado de ánimo depresivo.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''