PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Pasiflora
La pasiflora es un excelente remedio natural para combatir el insomnio, cuyos efectos sedantes ya eran apreciados por incas y aztecas. Además, alivia la fatiga muscular, la migraña y los estados leves de ansiedad.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Beneficios de la pasiflora

Infusión de pasiflora

La pasiflora es un tratamiento natural indicado para numerosas afecciones de origen nervioso.

La pasiflora o flor de la pasión destaca por sus virtudes ansiolíticas, sedantes e hipnóticas, pero también como relajante muscular, antiespasmódico, antiséptico y analgésico suave.

Los principales beneficios de la pasiflora se deben a su empleo como tratamiento natural de las siguientes afecciones, en especial aquellas que tienen un origen nervioso:

  • Problemas para dormir, insomnio puntual o recurrente. La pasionaria muestra un efecto relajante a nivel muscular que ayuda a dormir. No obstante puede no ser muy útil en insomnios más acentuados o crónicos y en situaciones de estrés agudo.
  • Insomnio en personas mayores.
  • Estados leves de ansiedad, sensaciones de angustia por problemas emocionales, pérdidas o duelos.
  • Situaciones de estrés, nervios muy excitados por las prisas o cuando nos sobrepasan los problemas. Nervios previos a un examen u oposición, o antes de impartir una conferencia o discurso.
  • La pasiflora alivia los síntomas asociados al síndrome de abstinencia de medicamentos narcóticos o ansiolíticos. Según los expertos, este efecto resulta más decisivo si se combina con un medicamento llamado clonidina.
  • Ayuda a aplacar los estados de irritación nerviosa, histeria, los tics nerviosos.
  • Alivia las palpitaciones nerviosas, taquicardias no graves o persistentes, provocadas por estados nerviosos.
  • Se ha señalado para tratar las convulsiones nerviosas, aunque no existe suficiente base científica para certificar su eficacia.
  • Ayuda a calmar la migraña originada por situaciones de estrés y nervios, y los vértigos ocasionales provocados por dolores cervicales.
  • Puede ayudar a combatir la enuresis nocturna en niños y adolescentes.
  • Se indica como apoyo para tratar los síntomas asociados al síndrome premenstrual y a la menopausia, como espasmos musculares, dolor de espalda, debilidad muscular…
  • Actúa como un relajante muscular bastante efectivo para aliviar la tensión muscular, las contracturas musculares y la fatiga tras una práctica deportiva extenuante.
  • Puede contribuir a bajar la presión sanguínea si se combina con plantas que refuercen tal acción.
  • Combate la tos nerviosa y la disnea nerviosa (dificultad para respirar).
  • Alivia los espasmos gastrointestinales.
  • Esa muy útil como bálsamo reparador en caso de indigestiones nerviosas, dolor de vientre, náuseas y mareos.

Actualizado: 9 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD