PUBLICIDAD

Abedul
Las hojas del abedul –y también su savia– constituyen uno de los principales recursos de herbolario para tratar las dolencias vinculadas al riñón y al corazón. Descubre el valor preventivo de este gran árbol medicinal.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Beneficios del abedul para la salud

Actualizado: 13 de junio de 2018

El abedul está considerado por los expertos como el gran aliado de nuestros riñones y tal vez uno de los mejores antisépticos herbarios con el que podemos contar. Los herbolarios lo incorporan en muchas de sus formulaciones fitoterapéuticas para tratar las dolencias que afectan a este órgano, esencial para el filtraje de toxinas y metales pesados y para facilitar su eliminación con la orina.

A las hojas del abedul se le atribuyen propiedades diuréticas, antisépticas a nivel urinario, febrífugas, antiinflamatorias, antirreumáticas, antihipertensivas, analgésicas, astringentes, hemostáticas, cicatrizantes, remineralizantes, vitamínicas y desintoxicantes.

A continuación te exponemos las principales indicaciones y beneficios para la salud del abedul:

  • Se revela como un antiséptico urinario de primer orden, indicado en infecciones urinarias como la cistitis, la uretritis, la prostatitis.
  • Previene la formación de piedras en el riñón y te ayuda a disolverlos o eliminarlos en una primera fase si ya los has desarrollado. Puede aliviar el dolor, a veces intenso, que provoca el cólico nefrítico, aunque será una solución complementaria.
  • Muestra un gran poder antiinflamatorio, especialmente efectivo en caso de inflamación renal (pielonefritis).
  • Te ayuda a eliminar el exceso de cloruros, urea y ácido úrico por la orina, despliega una notable acción depurativa y desintoxicante.
  • Alivia el dolor provocado por la inflamación de las articulaciones, se muestra como un analgésico y antiinflamatorio eficaz en tratamientos de largo alcance de la artritis, la artrosis y la gota.
  • El abedul es muy útil, como alternativa a los antipiréticos de síntesis, para bajar la fiebre en infecciones urinarias, hepáticas y digestivas.
  • Estimula la emisión de orina, favorece la eliminación de toxinas, previene la retención de líquidos y se señala como terapia de apoyo contra el sobrepeso.
  • Ayuda a controlar la tensión sanguínea.
  • Reduce el dolor y la inflamación en contracturas musculares, tendinitis, fibrositis, bursitis y neuralgias.
  • Se ha indicado como apoyo en el tratamiento natural de la fibromialgia.
  • Alivia las cefaleas, y se impone como una alternativa interesante a los analgésicos y antiinflamatorios de síntesis (ibuprufeno).
  • Se indica como solución natural para reducir los estados febriles y aliviar el trancazo en procesos gripales, resfriados y alergias respiratorias.
  • Por su efecto astringente y antidiarreico, te ayuda a combatir la diarrea y los cólicos.
  • En uso externo, se prescribe sobre dolores osteoarticulares, sobre eccemas, forúnculos, urticarias, picaduras de insectos y abscesos.
  • Se ha indicado como antiinflamatorio en caso de cervicitis o inflamación uterina.
  • Fortalece las raíces del cabello y previene su caída prematura. En tal caso se aplica en forma de loción.
  • La savia de abedul se prescribe como depurativo, para tratar la litiasis renal (piedras) y en curas desintoxicantes y como apoyo en tratamientos de ayuno.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD