Lentisco, aliado de la salud bucal
Característica del paisaje típicamente mediterráneo, el lentisco es una mata aromática que destaca como un buen recurso tradicional de herbolario para tratar los problemas bucales o hacer frente a la diarrea. Conoce sus virtudes.

Beneficios del lentisco para la salud

Actualizado: 6 de noviembre de 2020

Las hojas y savia del lentisco destacan por sus virtudes astringentes, antihemorrágicas, antidiarreicas, odontálgicas, antiinflamatorias, ligeramente analgésicas, antibacterianas, antimicrobianas, expectorantes, digestivas y aperitivas.

Los beneficios que aporta el lentisco a nuestra salud quedan resumidos a continuación:

  • Aliado de la salud bucal: el uso medicinal más extendido del lentisco es como astringente y antiinflamatorio para tratar la inflamación y el sangrado de encías. También para curar llagas bucales y la lengua inflamada o glositis. Se suele aplicar en forma de enjuague o gargarismos. Se pueden consultar referencias por internet de diferentes ensayos clínicos en la web de la National Library of Medicine, a cargo de equipos griegos y turcos, entre otros, que dan cuenta del valor terapéutico del mástic o resina de lentisco para usos odontálgicos.
  • Supone un remedio tradicional para aliviar el dolor de muelas.
  • Extractos de mástic se han ensayado para tratar infecciones bacterianas de la placa dental, y hoy día se encuentran diversos dentríficos y elixires que lo integran.
lentisco para el dolor de muelas

  • Colutorios de lentisco o bien la almáciga fresca masticada tal cual se recomiendan por igual para combatir el mal aliento y para refrescar la boca y eliminar el mal sabor.
  • Las hojas en decocción condensada o bien en forma de jarabe, se había tomado para combatir catarros con tos seca y para aliviar la inflamación de las vías altas respiratorias.
  • La infusión de hojas de lentisco se había dado en muchos puntos de Catalunya y Aragón como remedio casero (agua de lentisco) para estimular el apetito, en especial en personas convalecientes o debilitadas o bien en niños y adolescentes.
  • Se comporta como un tónico digestivo, utilizado también de forma tradicional para aliviar los dolores de estómago y la pesadez estomacal.
  • Extractos de la almáciga se han usado para tratar la acidez de estómago y el reflujo esofágico, muchas veces asociado a regaliz y manzanilla.
  • Por su alto poder astringente, se destina igualmente a tratar cólicos y diarreas, en tal caso asociada a otras hierbas antidiarreicas como la salicaria.
  • Antiguamente se había llegado a utilizar para tratar mordeduras de serpiente o la picadura de escorpión y de otros artrópodos venenosos, e incluso para frenar el sangrado y para desinfectar la herida tras una mordedura de un perro.
  • Por su alto poder astringente, la decocción de lentisco se ha empleado para curar heridas con o sin sangrado, pero también sobre cortes, llagas y úlceras de la piel y para aliviar el dolor de picaduras de insectos, como tábanos, avispas y abejas.

Precauciones con el uso de lentisco

El lentisco es, en líneas generales, una planta segura, pero por la presencia de principios activos astringentes, cabe ser cautelosos en las dosis.

Creado: 6 de noviembre de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD