Rusco, un remedio para combatir trastornos venosos
El rusco es una planta que ayuda a prevenir y combatir problemas de salud como la insuficiencia venosa, las varices o las hemorroides. Conoce sus propiedades, para qué está indicado, y fórmulas herbarias para tomarlo.

Beneficios del rusco para la salud y precauciones de uso

Actualizado: 12 de marzo de 2020

Al rusco se le atribuyen numerosos beneficios para la salud, y no suele faltar en ningún herbolario español por ser uno de los mejores recursos herbarios para afrontar la debilidad capilar (de los vasos sanguíneos) y la insuficiencia venosa. Aunque conviene aclarar que la mayor parte de las aplicaciones que se hacen de esta planta parten de la práctica tradicional, y no cuentan con el respaldo de estudios científicos concluyentes hasta la fecha.

No obstante, resumimos a continuación sus principales indicaciones y posibles beneficios para la salud:

  • Se ha demostrado la capacidad de los extractos de rusco (con ruscogenina) para proteger la pared de las venas (efecto vitamina P), aumentar la resistencia de los capilares y disminuir la permeabilidad capilar. En un estudio realizado en 2002 por científicos vinculados a la Universidad de Freiburg (Alemania) se muestra la eficacia del extracto de rusco en comparación con el placebo para el tratamiento de la insuficiencia venosa.
  • Está indicado para el tratamiento de la insuficiencia venosa, con síntomas como pesadez de piernas, hormigueos, adormecimiento, calambres e inflamación.
  • Constituye un remedio natural de apoyo para el tratamiento de las venas varicosas en varices y tromboflebitis.
  • Ayuda a combatir la retención de líquidos y los edemas por su acción diurética y antiedematosa.
  • Puede suponer un buen apoyo natural y tradicional en el tratamiento de las hemorroides y sus síntomas asociados, como la sensación de ardor, los picores intensos y prolongados, el tenesmo rectal (sensación de necesidad de evacuar), el dolor al defecar y el sangrado.
  • También está indicado en caso de gota y de hiperuricemia porque puede favorecer la eliminación de ácido úrico y de urea.
  • Combinada con otras hierbas, se incluye en formulaciones de herbolario para ayudar a expulsar las piedras o cálculos renales.
  • Por su alto efecto antiinflamatorio y diurético, se destina igualmente al tratamiento de afecciones genitourinarias como la cistitis, la uretritis o la prostatitis.
  • El rusco se ha incorporado a fórmulas herbarias tradicionales como apoyo para ayudar a reducir la tensión arterial, por su valor diurético y su aporte en sales potásicas.
Beneficios del rusco

Precauciones de uso con el rusco

El rusco es, en líneas generales, una planta segura si se usa en las dosis adecuadas y para los fines para los que está prescrita. Cabe tener en cuenta, sin embargo, algunas consideraciones o contraindicaciones para algunas personas:

  • Los frutos, unas esferas rojas brillantes muy llamativas que aparecen en invierno, contienen cierta toxicidad. Pueden llegar a producirse ingestiones de estas bayas accidentalmente por parte de niños cuando pasean por el bosque con su familia. La intoxicación por los frutos del rusco puede provocar diarreas, dolor abdominal, vómitos y mareos. Es preciso estar atentos a los niños para que esta circunstancia no llegue a suceder pero, en caso de que se haya producido, se debe inducir al vómito al pequeño para eliminar cuanto antes el resto de toxicidad y, si no se ha llegado a tiempo, procurar un lavado gástrico lo más pronto posible.
  • En algunos casos, los saponósidos pueden provocar casos de intolerancia gástrica en algunas personas.
  • En caso de existir cardiopatías, insuficiencia renal o hipertensión grave, es preciso contar con el consentimiento de tu médico antes de iniciar un tratamiento con rusco para evitar posibles descompensaciones tensionales.

Creado: 12 de marzo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD