PUBLICIDAD

Árnica, el antiinflamatorio natural externo
El árnica es una planta que constituye uno de los remedios de herbolario más habituales para aliviar dolores de tipo inflamatorio como golpes, artritis, tendinitis y problemas cutáneos, pero su uso inadecuado conlleva riesgos.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Cómo se toma la árnica: fórmulas herbarias para golpes y traumatismos

La mayor parte de los remedios con árnica son de aplicación por vía externa. De este modo, tanto en farmacias como herbolarios o parafarmacias, con las flores de árnica podemos esperar las siguientes presentaciones:

  • Planta seca para infusión, unos cinco gramos por litro de agua y asociada a otras hierbas. Ingerir dos tazas al día, comprobando antes las precauciones que se deben adoptar y sus posibles contraindicaciones.
  • Infusión para aplicarla en forma de lavado local sobre hematomas, hinchazones, moretones, golpes, contusiones y sobre zonas con dolores músculo esqueléticos.
  • Infusión isotonizada aplicada en gargarismos para aliviar la infamación de muelas, estomatitis y gingivitis.
  • Tintura, diluida en agua, de nuevo en problemas bucales y dentales.
  • En extracto líquido, diluido al 20%, sobre dolores artríticos y musculares.
  • El extracto de árnica como integrante de geles, pomadas, cremas y lociones para diversas afecciones de tipo inflamatorio. Dos o tres aplicaciones diarias.
  • La planta fresca, aplicada en emplasto, sobre irritaciones cutáneas, granos o picaduras de insectos.

Fórmulas herbarias con árnica

Te presentamos dos fórmulas con Arnica montana que puedes elaborar en casa, o pedir que te preparen en tu herbolario de confianza:

Fórmula para aliviar el dolor por contusiones y sobre moretones y hematomas:

Ingredientes:

30 gramos de árnica seca, un litro de alcohol de 96º.

Preparación:

Lo mantenemos en maceración en alcohol durante un mes, en un espacio fresco y alejado de la luz solar. Agitamos de vez en cuando. Pasado el plazo, depositamos la tintura en un frasco translúcido.

Aplicación:

Se aplica en masaje o fricción sobre el área dolorida, hasta tres veces al día.

Fórmula para luxaciones, traumatismos, bursitis, golpes:

Ingredientes:

Árnica, lavanda, romero, hipérico, alcanfor.

Preparación:

Unos 15 gramos por planta para un litro de agua. Hervimos unos tres minutos, dejamos que repose y colamos.

Aplicación:

Se empapan unas compresas con la decocción y se aplican tibias sobre el área afectada, repitiendo la operación dos veces al día.

Actualizado: 12 de Abril de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD