PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Sen o cassia
Los laxantes son uno de los remedios más solicitados en los herbolarios, y si hay uno verdaderamente eficaz es el sen o cassia, que por su potente efecto debe consumirse con precaución. Conoce sus indicaciones.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Precauciones de uso del sen o cassia y contraindicaciones

Precauciones de uso del sen o cassia y contraindicaciones

El sen se debe evitar durante el embarazo pues puede provocar el parto.

Por su contenido en antraquinonas el sen o cassia es una planta que, como ocurre con muchos laxantes, debe ser tomada teniendo en cuenta determinadas salvedades. Infórmate bien en tu herbolario de confianza, y consulta con tu médico para mayor seguridad por si pueden existir contraindicaciones o precauciones a tomar en tu caso.

  • Lo debes evitar a toda costa si estás embarazada; el sen tiene un ligero efecto oxitócico y puede provocar el parto.
  • Igualmente está contraindicado durante toda la lactancia porque puede llegar a traspasar su efecto a la leche materna y ocasionar desarreglos digestivos en el bebé.
  • No está recomendado para niños menores de seis años.
  • Recuerda ajustarte siempre a las dosis recomendadas (en dosis altas se comporta como purgante), y procura ceñirte a tratamientos que no excedan las dos semanas seguidas.
  • El sen está desaconsejado muy expresamente a personas propensas a padecer episodios de diarreas, deposiciones blandas, cólicos, dolor abdominal, etcétera.
  • Evítalo en situaciones de deshidratación, porque podría empeorarla.
  • Se debe evitar también en caso de deficiencia de potasio o desequilibrio de electrolitos.
  • Está expresamente contraindicado en caso de obstrucción intestinal, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, insuficiencia cardíaca y hepática.
  • Debe ser evitado en caso de padecer de hemorroides, infecciones urinarias como la cistitis, e infección renal o nefritis.
  • El sen puede mostrar interacciones indeseadas con determinados medicamentos como laxantes de síntesis –digoxina y otros–, diuréticos, estrógenos, warfarina, etcétera. Para mayor confianza, consulta con tu médico.
  • No te prepares tus propios remedios herbarios con sen o cassia si no estás seguro de su eficacia y de la ausencia de riesgos. Algunas hierbas, como la regaliz o la cola de caballo, combinadas con sen, pueden generar una reducción preocupante de los niveles de potasio.
  • Dosis altas de sen pueden provocar, sobre todo en personas alérgicas o proclives a padecer irritación gástrica, cólicos intestinales, diarreas y vómitos.
  • Para el tratamiento de estreñimiento crónico los expertos recomiendan recurrir a laxantes menos agresivos que aquellos que contengan esta planta.

Actualizado: 27 de Abril de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD