PUBLICIDAD

Rusco, un remedio para combatir trastornos venosos
El rusco es una planta que ayuda a prevenir y combatir problemas de salud como la insuficiencia venosa, las varices o las hemorroides. Conoce sus propiedades, para qué está indicado, y fórmulas herbarias para tomarlo.

Qué es el rusco, dónde se encuentra y principios activos

Actualizado: 13 de marzo de 2020

Hay quien considera al rusco como el mejor remedio vegetal para tonificar las venas. Se trata sin duda del principal recurso herbario con el que cuentan los herbolarios para enfrentarse a problemas de insuficiencia venosa, y se revela como un apoyo natural a explorar para el tratamiento natural de las varices, flebitis, edemas y afecciones del tracto urinario.

Nos deja dicho el sabio riego de la Antigüedad Dioscórides, a través de la interpretación que de sus escritos hizo el maestro Andrés Laguna, que del rusco “se beben las hojas y el fruto con vino, lo que provoca la orina y el menstruo, deshacen la piedra de la vejiga y sanan el estilicidio de la orina, la ictericia y el dolor de cabeza”. Los usos del rusco se basan en buena parte en el conocimiento popular, pero ha merecido también la atención de la ciencia en contados ensayos. Los medicamentos y productos naturales con rusco abundan en los herbolarios, pero también en las farmacias.

Cómo es y dónde se encuentra el rusco

El rusco Ruscus aculeatus L., conocido también como brusco, acebillo o arrayán salvaje –galzeran en catalán–, es una mata de cepa rastrera y subterránea, que desarrolla unos vástagos erectos, rígidos y duros, de unos 60 cm de alto, muy ramificados, de los que surgen unas ramitas planas y laminares, de forma oval y punta espinosa, con apariencia de hojas sin serlo realmente, llamadas filocladios o cladodios.

Rusco

Sobre estas ramitas laminares nacen las hojas, reducidas a diminutas escamas, en las axilas de las cuales aparecen a su vez las flores, muy menudas, casi imperceptibles, de color blanco verdoso, compuestas de tres tépalos y tres estambres. Al madurar éstas, aparecen unas bayas esféricas, de 1 cm de diámetro, de color rojo vivo, muy llamativas. El rusco florece entre febrero y abril, con variaciones destacadas según la altitud y la geografía, y el fruto suele aparecer en invierno.

El rusco es una planta representativa del paisaje mediterráneo, que aparece de forma natural desde la Península Ibérica y el norte de Marruecos, hasta Oriente Medio y el mar Negro. Es muy común en encinares, pinares y en bosques mixtos, también en barrancos y riberas, por regla general en ambientes frescos y sombreados. Se usa en jardinería, donde compite con una especie afín, de mucho mayor porte, el rusco mayor Ruscus hypophyllum.

Principios activos del rusco o arrayán salvaje

El potencial medicinal de esta modesta mata, el rusco, ha sido ampliamente estudiado en farmacognosia, y los compuestos bioquímicos activos que contiene justifican su uso como remedio terapéutico. La parte de la planta del rusco con potencial medicinal se halla en el rizoma y la raíz. Los frutos son tóxicos y deben excluirse.

Planta rusco

El arrayán salvaje contiene como compuestos de interés:

  • Saponósidos esteroídicos, derivados del espirostano. Por hidrólisis se obtiene ruscogenina y neo-ruscogenina, que presentan una potente acción antiinflamatoria y venotónica.
  • Flavonoides, como rutósido y hesperidina, con efectos diuréticos y antiedematosos.
  • Sales minerales, en especial potásicas.
  • Trazas de aceite esencial.
  • Resinas.

Gracias a todo ello, el rusco presenta actividad antiinflamatoria, diurética, venotónica y como protector capilar (aumenta el tono de las venas y la resistencia de los capilares o vasos sanguíneos de menor tamaño), antiedematosa (reduce los síntomas del edema), a causa de la acción de la ruscogenina y el rutósido, principalmente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD