PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Moxibustión: calor sanador
La moxibustión, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, es un método terapéutico que combina el calor con las propiedades curativas de la planta Artemisa para tratar ciertas enfermedades.
Escrito por Mónica Rerelu, Esteticista y consejera de belleza

Técnicas de moxibustión

Técnicas de moxibustión

En la moxibustión directa se utiliza artemisa prensada en forma de pequeños conos que se colocan en puntos específicos de acupuntura

La moxibustión es una terapia que puede aplicarse mediante diversas técnicas, cada una de ellas con sus características concretas:

Moxibustión directa o con conos

Se realiza utilizando la planta artemisa prensada en forma de pequeños conos que se colocan en puntos específicos de acupuntura. Después se quema la parte superior y se y se deja que actúe para que transmita el calor a través de las brasas al cuerpo. Debido a que se coloca encima de la piel se llama ‘método directo’. Aunque esta técnica es muy efectiva para estimular el sistema inmunológico, no es la más utilizada, ya que produce pequeñas quemaduras en la piel.

Moxibustión indirecta

Es la técnica de moxibustión más popular de todas, por que produce menos dolor y quemaduras al no ser utilizada directamente sobre la piel. Las sesiones en general sin ser combinadas con otro tipo de terapias alternativas tienen una duración de unos 30 minutos aproximadamente.

Moxibustión indirecta
  • Moxibustión con puros: para esta técnica se utilizan hojas de la planta artemisa enrolladas en forma de puro. Se enciende su extremo y se dirige a los puntos específicos, manteniendo una distancia de unos 4 cm entre la piel y el puro. También se puede utilizar directamente sobre la piel o sobre láminas de jengibre o ajo. Al no estar directamente en contacto con el cuerpo se le conoce como moxibustion indirecta. También se puede utilizar directamente o sobre láminas de jengibre o ajo. El número de aplicaciones dependerá de la enfermedad o dolencia a tratar. Hay que tener en cuenta que para lograr efectividad se necesita trabajar cada punto durante quince o veinte minutos.
  • Moxibustión con reionki: esta técnica se realiza con los llamados reionki; instrumento que presenta la forma de un tubo dentro de otro. En el tubo interior se aloja la Artemisa, y el exterior se coloca en contacto con la piel para no aplicar el calor de forma directa, pero sí hacer que éste se transmita al cuerpo.

Moxibustión con agujas templadas

Agujas moxibustión

Esta es una de las técnicas de moxibustión más populares en Japón y consiste en la introducción de agujas de acupuntura en la piel que llevan insertadas en el extremo opuesto una bolita de artemisa. El calor de la artemisa pasa al cuerpo a través de la aguja. Al contrario de lo que se piensa, la sensación térmica que se transmite al cuerpo a través de la aguja no es grande.

Actualizado: 29 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD