PUBLICIDAD

Konjac, la pasta ‘milagro’ sin calorías

En la lista de productos alimenticios milagro se ha colado en los últimos tiempos la pasta de konjac, un tubérculo originario de Asia con una codiciada propiedad: su raíz es casi 100% fibra y tiene una elevada capacidad de absorción del agua.
Konjac, la pasta sin calorías

El konjac es un tubérculo originario de Asia y es casi 100% fibra.

Cada cierto tiempo el mercado se ve saturado por productos vinculados a un nuevo alimento o compuesto milagroso que promete cambiar nuestras vidas para mejor. Desde hace un tiempo uno de esos productos es el konjac, cuyos beneficios y prodigios se venden con igual entusiasmo en las tiendas de cosmética, en los stands de suplementos dietéticos y en las secciones alimentarias destinadas a productos con supuestas propiedades para adelgazar y tener una vida más sana. Pero, ¿qué es el konjac y qué beneficios nutricionales aporta realmente?

Qué es la pasta de Konjac

El konjac (Amorphophallus konjac) es un tubérculo originario de Asia (de ahí su uso alimentario ancestral en países como Japón, Corea o China) cuya raíz tiene una codiciada propiedad: es casi 100% fibra con una elevada capacidad de absorción de agua. Debido a esta propiedad, la fibra del konjac, cuyo nombre científico es glucomanano, ha sido utilizada de forma recurrente en productos dietéticos para el adelgazamiento y en la producción de pasta. En Occidente hemos conocido sus propiedades de forma más reciente, pero hoy ya no es extraño encontrar fideos de konjac en los lineales de los supermercados.

Las propiedades nutricionales de la pasta de konjac, al tratarse de un producto compuesto en más del 90% por agua, son prácticamente inexistentes

Y desde un tiempo a esta parte esos fideos de konjac causan furor, en parte porque más de un 90% del producto es agua y el resto fibra. ¡Un regalo para los amigos de las dietas y para los amantes del culto al cuerpo! Además, por si esto fuese poco, su cocinado es muy sencillo. Basta meter los fideos entre dos y tres minutos en un cazo con agua hirviendo. Eso sí, su aspecto, su textura más gelatinosa y su sabor insípido los hacen mucho menos atractivos que una pasta de trigo de toda la vida, para qué nos vamos a engañar. Pero bueno, para adelgazar hay que sufrir, que dice el extendido mito alimentario.

Konjac
Amorphophallus konjac es un tubérculo originario de Asia cuyo porcentaje en fibra es de casi el 100%

¿Qué beneficios se asocian al consumo de Konjac?

Como decimos, debido a su composición en forma de pasta (agua con unos gramitos de fibra glucomanano) el konjac resulta mucho más saciante que la pasta tradicional, de forma que al consumirlo y mezclarlo con agua (¡puede absorber hasta 50 veces su peso en el agua) la sensación es la de haberse comido un plato de cocido (¡sin sus calorías!). Por esta propiedad, como es lógico, el konjac es utilizado también en complementos dietéticos destinados al adelgazamiento. No en vano, la mayor autoridad europea en materia de alimentación, la EFSA (European Food Safety Authority), le reconoce esta propiedad. Suena bien, ¿no? De todas formas, luego volveremos a este punto al hablar de los peligros del abuso de esta pasta en las dietas, porque esta sensación de saciedad también tiene su reverso negativo, como no podía ser de otra forma.

Konjac
Aunque el konjac es más saciante que la pasta tradicional no aporta demasiados nutrientes, a no ser que se combine con otros alimentos.

Además, al konjac también se le atribuyen otros beneficios. La EFSA de nuevo, sin ir más lejos, le atribuye beneficios a la hora de mantener a raya el colesterol. Y otros estudios relacionan su consumo con la mejoría y el control de la diabetes tipo 2, el estreñimiento en adultos y niños, y la mejoría en la salud de la piel, lo que explicaría su uso creciente en la industria cosmética.

El Konjac en las dietas de adelgazamiento

Sin embargo, no todo iban a ser beneficios, por supuesto. Como decimos, las propiedades nutricionales de la pasta de konjac, al tratarse de un producto compuesto en más del 90% por agua, son prácticamente inexistentes, de forma que tomar konjac puntualmente no supone ningún riesgo, pero si en cambio lo convertimos en el producto estrella de nuestra dieta adelgazante vamos a adelgazar, claro, pero también es probable que nos causemos de rebote otros problemas de salud debido al déficit nutricional de nuestro menú. Así que para adelgazar mucho mejor emplear el sentido común y aprender a comer (con o sin pasta de konjac en la dieta).

Konjac con especias
El konjac está desaconsejado para personas con problemas esofásigos, debido a una posible obstrucción al pasar por la garganta.

Por otro lado también hay que prestar especial atención a su consumo en el caso de personas afectadas por problemas esofásigos, ya que la pasta, al hincharse con el agua, se puede hacer bola y provocar obstrucciones a su paso por la garganta, con el susto correspondiente. Por lo demás, hasta la fecha no se han atribuido al konjac otras contraindicaciones, así que su ingesta con moderación no será en ningún caso dañina para la salud.

Actualizado: 14 de Febrero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD