PUBLICIDAD

Thighlighting, piernas dignas de Hollywood

El thighlighting es un conjunto de tratamientos estéticos que promete conseguir unas piernas de apariencia más larga, esbeltas y tersas. Desvelamos en qué consiste esta tendencia de belleza en auge entre las celebrities.
Thighlighting

El thighlighting es una unión de varias técnicas para conseguir unas piernas perfectas.

Sobre pasarelas y alfombras rojas admiramos –y a veces envidiamos– las piernas estilizadas y perfectas que se asoman tras vestidos de ensueño con aberturas kilométricas. Pero estas espectaculares extremidades no siempre se deben a la genética, o a la práctica de ejercicio físico unida a una dieta equilibrada, sino que en muchos casos aquellas que las lucen han recurrido al thighlighting, una nueva tendencia en técnicas quirúrgicas y estéticas que arrasa entre las celebrities estadounidenses.

Aunque el torso superior es la zona donde se suelen concentrar la mayoría de las intervenciones quirúrgicas cuyo objetivo es mejorar el aspecto físico, como la liposucción de abdomen, o la estrella de las operaciones de estética, el aumento de pecho, las cifras y los expertos apuntan a que se impone una tendencia creciente a intervenir en las piernas.

Estas operaciones han pasado de suponer tan solo un 15%, a abarcar al menos un tercio de todas las cirugías estéticas que se realizan, y ya son muchas las mujeres que acuden a las clínicas especializadas con fotos de personalidades como Bella Hadid o Jennifer López, para indicar al cirujano plástico cómo desean esculpir sus piernas.

 

 

Una publicación compartida de (@bellahadid) el

Thighlighting paso a paso: qué procedimientos incluye

Con el término thighlighting se ha denominado a un conjunto de tratamientos estéticos de diversos tipos, con y sin cirugía, que van encaminados hacia un fin común, que es conseguir unas piernas de apariencia más larga, estilizadas, proporcionadas, sin celulitis, tonificadas, con un tono de color uniforme, y sin ningún defecto visible.

Thighlighting paso a paso

La liposucción de piernas es una de las técnicas del thighlighting que sirve para definir mejor su forma.

Entre todos estos tratamientos de belleza se encuentran, según nos ha contado la Dra. Ainhoa Placer, especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, la liposucción de piernas, para remodelar la parte interna y externa, los implantes de gemelo, para darles volumen, el lifting de muslos para retirar la grasa sobrante, la eliminación de varices, la radiofrecuencia, y otras como peelings químicos para unificar el tono de la piel.

Como estaréis pensando, el thighlighting no es una moda al alcance de todos los bolsillos, ya que la suma de todos los procedimientos citados puede llegar a costar 9.000 euros. Además, someterse a todos los tratamientos lleva bastante tiempo, pues en algunos casos son necesarias varias sesiones, y algunas de estas técnicas requieren anestesia y semanas de recuperación, como ocurre con la liposucción, que genera hinchazón y hematomas que tardan tiempo en desaparecer.

El thighlighting tiene fecha de caducidad

Si estás pensando en realizarte alguno de estos procedimientos para conseguir unas piernas esbeltas debes saber que el proceso de envejecimiento seguirá su curso, por lo que los resultados del thighlighting no van a ser permanentes, sino que a medida que pase el tiempo tu piel irá perdiendo elasticidad, y es normal que las piernas ya no se vean como después de los tratamientos.

Tratamiento en un centro de estética

Después de la técnica thighlighting es importante seguir cuidándose pues los resultados no serán permanentes.

También hay que tener en cuenta que, al igual que ocurre con la liposucción, los cambios de peso van a afectar, y si engordas las extremidades inferiores serán un reflejo de ello. Por eso es recomendable seguir una dieta saludable durante y después del thighlighting, sumado a una rutina de ejercicio diario que te ayude a mantener unas piernas dignas de Hollywood.

Actualizado: 28 de Febrero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD