PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Síndrome de malabsorción de la fructosa
Las alteraciones en la absorción de la fructosa son un problema frecuente que, con un tratamiento dietético adecuado, se pueden mantener a raya. Te presentamos algunas pautas sobre cómo conseguirlo.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Alimentos implicados en la malabsorción de fructosa

Los alimentos que contienen fructosa libre en su composición y, por tanto, mayor implicación tienen en el desarrollo de la malabsorción son: frutas, miel, dulce de membrillo y alcohol.

También existen algunos elementos en la dieta que pueden mejorar o empeorar la captación de fructosa por parte de los receptores intestinales implicados en la tolerancia a la fructosa. Por ejemplo, si en la dieta también hay glucosa, el número de moléculas que pueden transportar la glucosa y fructosa aumenta. Esto se traduce en que aumenta la absorción y, por tanto, aumenta la tolerancia hacia la fructosa. Por ejemplo, una manera de tomar conjuntamente fructosa y glucosa es en forma de sacarosa. Así el contenido de fructosa de la dieta sin que provoque sintomatología puede ser mayor.

En cambio, otro elemento como el sorbitol, usado ampliamente como aditivo en muchos productos denominados “sin azúcar”, utiliza los mismos receptores que la fructosa y ambas moléculas han de competir por ellos. De esta manera, en presencia de sorbitol, la absorción de fructosa se reduce. Por tanto, también es conveniente controlar el sorbitol en caso de malabsorción de fructosa.

Los alimentos que contienen sorbitol son principalmente productos “sin azúcar” especiales para diabéticos, golosinas, chicles y fármacos que lo llevan como aditivo. En estos casos, la vigilancia de los etiquetados se hace imprescindible. Para que te fijes, el sorbitol en etiquetas aparece como (E-420).

Por todo ello, hay que controlar individualmente la cantidad de fructosa para que no exceda la tolerancia y no se produzcan síntomas, pero tampoco hay que eliminar sin justificación este azúcar y no tomar frutas ni verduras con el consiguiente déficit de vitamina C, ácido fólico, fibra dietética, etcétera.

Te ofrecemos una tabla de contenido de fructosa de las principales frutas y verduras y otros elementos que contienen este azúcar. Siempre que se sospeche esta dolencia, sería conveniente ser diagnosticado con rigor y ponerse en contacto con un profesional de la nutrición. Este cuadro es únicamente orientativo para eliminar, en primer lugar, los alimentos de elevado contenido durante un periodo donde se erradique la sintomatología, e ir introduciéndolos poco a poco y en cantidades muy limitadas. El dietista-nutricionista es la persona adecuada para dirigir el proceso de normalización de la dieta con el fin de que no se padezcan repercusiones negativas a nivel digestivo ni en el estado nutricional.

Grupo de alimentos Contenido muy bajo o bajo en fructosa (1-3g en 100 g de parte comestible) Contenido medio-alto de fructosa (>3g en 100 g de parte comestible)
Frutas Aguacate, albaricoque fresco, coco, mandarina, melocotón, melón, naranja, nectarina, papaya, piña, pomelo, sandía, tomate Albaricoque seco, arándano, caqui, cereza, ciruela pasa, chirimoya, dátil, fresa, frambuesa, granada, grosella, higo seco, kiwi, mango, manzana, melocotón seco, membrillo, mora, pera, plátano, uva, zumo de naranja
Verduras y hortalizas Acelga, alcachofa, ajo, apio, berenjena, berro, brócoli, champiñón, col, coliflor, espinaca, escarola, espárrago, lechuga, patata, pepino, puerro, rábano, remolacha, repollo, seta  
Legumbres Guisante, garbanzo, haba, lenteja  
Frutos secos Almendra, avellana, cacahuete, castaña, piñón  
Cereales Cereales sin miel Cereales con miel
Alimentos protéicos Carne, pescado, huevo, lácteo  
Grasas Aceite vegetal, grasa  
Alimentos dulces   Chocolate, jalea real, miel, mermelada, dulce de membrillo. Alimentos especiales para diabéticos “sin azúcar”
Vários   Alcohol
Menú

Ejemplo de menú recomendado en caso de malabsorción de fructosa

El menú presentado aquí constituye un ejemplo de un día para una persona que tenga que llevar una dieta con restricción moderada de fructosa (con tolerancia media). Cada persona con dificultad en la absorción de fructosa debería probar distintos contenidos de ésta en su dieta hasta conocer su umbral máximo de tolerancia, incluyendo pequeñas cantidades de alimentos con fructosa, para no mermar las aportaciones de vitaminas, fibra, etcétera, tal y como mostramos en este menú tipo:

Arroz con verdura
Arroz con verdura
Desayuno:
  • Café con leche semidesnatada
  • 2 barritas de multicereales
  • Melón
Almuerzo:
  • Café con leche semidesnatada
  • Pincho de lomo embuchado
Comida:
  • Arroz vegetal
  • Calamares en su tinta
  • Cuajada con azúcar
  • Pan integral
Merienda:
  • Queso fresco con trocitos de aguacate
Cena:
  • Ensalada templada con gulas y gambas
  • Lomo al horno con patata panadera
  • Sandía
  • Pan integral

*Advertimos que este menú no es adecuado para casos de intolerancia hereditaria a la fructosa o fructosemia.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD