PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Alertan del engaño de las ‘dietas desintoxicantes’

Las 'dietas desintoxicantes', que se basan en sustituir el menú habitual por un único alimento, son muy desequilibradas, y el peso perdido se recupera tras dejar la dieta por el ‘efecto rebote’. No caigas en sus redes.
Alertan del engaño de las ‘dietas desintoxicantes’

Las 'dietas desintoxicantes' consisten en tomar un solo alimento durante un tiempo.

27 de Marzo de 2014

La llegada de la primavera impulsa a muchas personas a ponerse a dieta para perder peso y conseguir una figura que consideran más atractiva. Las ‘dietas desintoxicantes’, que consisten en comer un solo alimento –como fruta–, o sustituir el menú habitual por un producto alimenticio durante un breve periodo de tiempo, se encuentran entre las opciones elegidas para quemar grasas, con la excusa de que al mismo tiempo que se pierden kilos también se eliminan toxinas del organismo.

Sin embargo, cuando se trata de perder peso, la grasa no se puede considerar un tóxico –sí lo son en cambio el alcohol, el tabaco o las drogas–, y aunque por lo general las personas que eligen este tipo de dietas están sanas y las siguen durante poco tiempo, por lo que no suelen tener consecuencias graves para la salud, los nutricionistas advierten de que son dietas muy desequilibradas que pueden causar trastornos, como estreñimiento, dolor de cabeza, fatiga y debilidad e, incluso, un ataque de gota.

El objetivo que se persigue con esta intervención dietética es conseguir resultados rápidos y con poco esfuerzo, algo poco recomendable cuando se establece un plan de adelgazamiento saludable y que aumenta las posibilidades de que se produzca el conocido ‘efecto rebote’, es decir, volver a recuperar los kilos perdidos en cuanto se abandona la dieta.

Las dietas desintoxicantes buscan resultados rápidos y con poco esfuerzo, lo que aumenta las posibilidades de un ‘efecto rebote’, y se recuperen los kilos perdidos en cuanto se abandone la dieta

Los expertos apuntan que entre las características de una dieta que deben hacer sospechar de su eficacia están que propongan la ingesta de un único tipo de alimento y que prometan una pérdida de peso muy rápida. Advierten también de que hay que desconfiar cuando se emplea el calificativo natural como sinónimo de saludable (las setas venenosas también son naturales), y de que algunos de los productos incluidos en este tipo de dietas contienen diuréticos, que estimulan la pérdida de líquidos, pero no así de grasa.

Recuerdan, además, que los atracones no se compensan con ‘dietas desintoxicantes’ o dejando de comer, y lo que hay que hacer es no adoptar comportamientos compulsivos con la comida y la bebida –especialmente con el alcohol–, y tener en cuenta que para adelgazar de forma sana y con resultados duraderos hay que evitar las dietas extremas y seguir una dieta equilibrada acompañada de la práctica de ejercicio físico con regularidad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD