PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Principiantes en la cocina
Para aquellos que nunca han metido las manos en la masa, la cocina parece un muro infranqueable, pero con una dosis de interés, algo de paciencia y nuestros consejos, el reto de aprender a cocinar es pan comido.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Cocina barata y sana para principiantes

En los tiempos que corren, comer sano y barato es el matrimonio perfecto que se busca en todos los hogares. Y más si eres novato en la cocina, te acabas de independizar, vives solo o tienes poco tiempo para cocinar. Para conseguirlo hay que tener en cuenta algunos consejos prácticos. Tomar nota principiantes (y cocinillas en general):

1

Planifica tu menú semanal intentando distribuir las comidas de manera equilibrada. Recuerda que todos los días hay que comer frutas, verduras, ensaladas, lácteos y pan. Debes alternar la carne y el pescado hasta consumir tres o cuatro raciones de cada uno a la semana, mientras que puedes ingerir hasta cuatro huevos a la semana. Las legumbres pueden tomarse dos veces por semana, al igual que el arroz, la pasta y las patatas, dejando la comida rápida y la bollería industrial para ocasiones especiales.

2

Compra sólo los productos que consideres necesarios para cumplir los propósitos de tu menú semanal, así evitarás tirar comida o que se caduquen los alimentos frescos. Además, hacer la compra con una lista en la mano sirve para ahorrar tiempo y dinero en el supermercado.

3

Consume productos de temporada, ya que son más económicos y tienen más calidad, pues están en su momento óptimo, más frescos y con mayor número de propiedades nutricionales.

4

Da prioridad a las recetas donde se opte por la cocción al vapor, al horno o a la plancha frente a las frituras. Intenta no abusar de las salsas ni de las guarniciones muy contundentes.

5

Aprovecha las ofertas de los grandes supermercados, pero sin comprar alimentos perecederos que no puedas aprovechar. Las ofertas de 3x2 o packs familiares sólo son útiles para familias numerosas o en productos que no caducan, como latas de conservas, pasta, condimentos, etcétera.

6

Aprende a aprovechar las sobras en recetas como croquetas, sopas, pastel de verduras, lasañas… Nunca hay que tirar la comida. 

Actualizado: 17 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Leire Moneo

Periodista experta en alimentación
Leire Moneo

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD