PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Raw food o crudismo
El raw food, que se basa en el consumo de alimentos crudos o muy poco procesados, es una tendencia al alza. Te contamos sus beneficios, cómo contrarrestar sus carencias, y consejos para iniciarte en el crudismo.
Escrito por Adrián Cordellat, Periodista especializado en maternidad, educación y salud

Consejos para practicar raw food de forma saludable

Excepto por la necesidad de ser suplementada con vitamina B12, el raw food o crudismo es una dieta perfectamente saludable si se lleva a cabo bajo unos preceptos. El dietista-nutricionista Joan Carles Montero, miembro de la ONG Alimentacción, y el director del Centro de nutrición y salud Reverde de Alicante, Daniel Blanco, nos ofrecen una serie de consejos útiles para introducirse en la dieta crudista sacándole el máximo beneficio, mientras exponemos a nuestra salud a los mínimos riesgos posibles. Tomad nota:

  • Acudir a un experto alimentario: Montero pediría, en primer lugar, que las personas atraídas por esta dieta “se formasen adecuadamente mediante referencias de calidad”, además de acudir a un profesional de la alimentación como el dietista-nutricionista, “para que les explique esta nueva manera de alimentarse”.
  • Planificación: también, antes de iniciarse, es importante aprender a planificar un menú ya que, como explica Daniel Blanco, hay que aprender a llevar una dieta equilibrada que te aporte todos los nutrientes que necesitas para la vida que llevas, ya que no son iguales las necesidades de un bombero, que las de una persona que se pasa todo el día sentada ante el ordenador.
  • Conocimientos culinarios: es necesario, por otra parte, dominar técnicas como el germinado y fermentado de los alimentos, así como las combinaciones nutricionales y culinarias.
  • Suplementos: es imprescindible pactar los suplementos y la manera de administrarlos con el nutricionista, especialmente en el caso de la vitamina B12.
  • Tómatelo con calma: Blanco, por su parte, anima a no obsesionarse con ninguna dieta, ya que lo fundamental y principal es cambiar hacia unos hábitos de vida saludables.
  • Equilibrio: en ese sentido, por último, recuerda que la alimentación es un pilar importante de la salud, pero que no sirve de mucho “si te emborrachas todos los sábados, no haces deporte, te enfadas todos los días con tu pareja, y tienes estrés laboral, ya que vas a llevar una vida desequilibrada por mucho que comas bien”. 

Actualizado: 29 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Adrián Cordellat

Periodista especializado en maternidad, educación y salud
Adrián Cordellat

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD