PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Cocinar con flores
Las flores han pasado de ser un elemento decorativo y aromatizador en la cocina a ser protagonistas de numerosas recetas. Descubre sus posibilidades y cuáles son las más recomendadas en según qué platos.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Dónde comprar y probar flores para cocinar

Si crees que todo esto de cocinar con flores te queda grande, nada como preguntar a los expertos. Encontramos negocios como Pàmies Productos Hortícoles (Balaguer, Lérida) o la compañía FlorCity (Nigrán, Pontevedra) con más de cinco años de experiencia, que proporciona a los restaurantes propuestas personalizadas elaboradas con las flores que comercializan. Asimismo, la empresa Alba-Soldevila (Alguaire, Lérida), que cultivan flores comestibles desde 2007, abastece a hoteles, restaurantes, servicios de catering, pastelerías, mercados centrales, tiendas especializadas y también a particulares. Ellos son quiénes mejor te pueden iluminar con algunas ideas para tu cocina. En sus webs encontrarás su catálogo de flores y muchas recetas para irte abriendo el apetito y la mente a este nuevo mundo culinario.

Estos floridos manjares son aún más espectaculares si son preparados por manos expertas. José Carlos González, chef del restaurante Paradís Madrid, sirve en temporada unas delicadas flores de calabacín en tempura rellenas de butifarra y queso Torta del Casar. Quique Dacosta en su rincón El Poblet en Denia, te puede sorprender con una “Esencia de quisquillas envueltas en flores”. O el premiado local Mugaritz (Guipúzcoa), que ostenta dos estrellas Michelin, cultiva sus propias flores para luego servirte maravillas, como su plato “Flores, flores, flores”, que consiste en unas alcachofas fritas con crema de flores y pétalos y que fue el ganador en el certamen Omnivore Food Festival, celebrado en Francia.

Flores con propiedades naturales

Por otro lado, has de saber que muchas de estas flores, si se preparan en infusión o se aplican de forma externa, se convierten en aliados para calmar estómagos doloridos, malas digestiones, inflamaciones de garganta, pequeñas heridas, irritaciones, quemaduras u hongos.

La caléndula es una de ellas, al igual que la flor de salvia, que es desinfectante y capaz de bajar la fiebre unos grados. O las conocidas flores del jardín del Dr. Edward Bach, utilizadas en su esencia para tratar los nervios, la ansiedad, el miedo o la tristeza. Sin olvidarnos de su bajo aporte calórico y rico contenido en vitaminas y minerales, muy presente en las rosas, la petunia o la borraja.

Actualizado: 20 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD