PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
La dieta del verano
En cuanto el calor aprieta estamos más tiempo fuera de casa, nos apetecen alimentos fríos y no queremos pasarnos el día cocinando. Toma nota de nuestros consejos para comer sano estas vacaciones.
Escrito por Adriana Hernández, Periodista experta en nutrición y vida sana

Fruta y dulces caprichos para el verano

La fruta fresca es una buena opción y se puede comer a cualquier hora. Si eliges la de temporada (ciruela, cereza, sandía, pera de agua, melón, papaya…) verás incrementado su valor nutritivo y sus efectos beneficiosos para el organismo, y además su precio es inferior pues hay mucha cantidad de ellas. Las frutas propias del verano, al haber madurado con el sol, son más ricas en vitaminas y compuestos bioactivos antioxidantes.

Recuerda que se recomienda un consumo mínimo de tres piezas de fruta al día. Una vez que te pongas a pelar piezas de fruta, aprovecha y haz macedonias grandes y alíñalas con zumo de naranja, así siempre habrá fruta lista para comer. Puedes llenar varios táperes y meterlos en la nevera y así tener un snack saludable entre horas.

También puedes dejar hechas unas brochetas hechas con trozos de frutas variadas para picar o para los niños perfectas para llevar a la playa o a la piscina, ¡verás cómo desaparecen! Los batidos son otra opción natural de tomar fruta e hidratarte, ponles un yogur o leche y serán más nutritivos. Si quieres hacerlos más refrescantes congela la fruta o añade hielo picado en la batidora, crearás unos smoothies riquísimos.

Un imprescindible del verano son los helados, puedes hacerlos caseros poniendo el zumo de cualquier fruta con leche o con té, pon el líquido en un molde especial con un palito y al congelador. Tendrás un polo de hielo muy natural, sin aditivos ni colorantes añadidos. Y si estás cuidando tu línea, elige siempre los helados de agua frente a los de base láctea, que contienen más grasas y azúcares.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD