PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Hidratos de carbono
Los carbohidratos son la base de nuestra pirámide alimenticia, la "gasolina" que nuestro organismo necesita para ponerse en acción. Descubre qué cantidad diaria requerimos y de qué alimentos podemos obtenerlos.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Tipos de hidratos de carbono

Tipos de hidratos de carbono

Desde el punto de vista nutricional, existen dos grandes grupos o tipos de hidratos de carbono:

  • Azúcares o carbohidratos de asimilación rápida.
  • Almidones o féculas

Azúcares carbohidratos de asimilación rápida

Dentro de este grupo podemos dividirlos según su estructura química en:

Monosacáridos

Son los carbohidratos más sencillos, caracterizados por su sabor dulce y por su reducido tamaño. Entre ellos, cabe destacar:

  • Glucosa: podemos localizarla en una pequeña cantidad de frutas, como las uvas y también en hortalizas. Es el monosacárido clave en el metabolismo, porque nuestro cuerpo la utiliza para poder obtener energía de forma inmediata, siendo el combustible principal de nuestras células, músculos y cerebro. Ésta es capaz de aumentar el volumen energético de un alimento sin por ello potenciar su sabor dulce, al contrario de lo que ocurre con la fructosa y sacarosa.
  • Fructosa: la podemos encontrar en la miel y en algunas frutas. Es el carbohidrato más dulce.
  • Galactosa: se forma cuando las enzimas digestivas degradan la leche.

Disacáridos

Están compuestos por dos monosacáridos unidos. Necesitan que nuestro cuerpo los convierta en monosacáridos mediante enzimas específicas, para que se puedan absorber por el tracto digestivo.

Los más utilizados habitualmente son:

  • Sacarosa: es el azúcar común que se usa en casa para endulzar el café, postres, etcétera; y como edulcorante de bebidas. Se obtiene de la caña de azúcar y de la remolacha. También se encuentra en las zanahorias y la piña.
  • Lactosa: se encuentra en la leche y en los derivados lácteos como la mantequilla, yogurt, queso, etc. Es menos dulce que la sacarosa.
  • Maltosa, también llamada azúcar de malta, está presente en semillas.

Carbohidratos de asimilación lenta

Almidones o féculas

Se forman por la unión de varias moléculas de monosacáridos, por lo que para que puedan producir energía, nuestro organismo necesita degradarlos hasta la unidad más simple (monosacárido). Por ello, necesitan mayor número de enzimas encargadas de degradarlas y más tiempo, siendo de asimilación lenta.

Dentro de este grupo, los más destacados son:

  • Almidón: comúnmente conocido como “fécula”, es de origen vegetal. Lo encontramos en las legumbres, patatas, en los cereales del desayuno...
  • Glucógeno: que tiene función de reserva en personas y animales, se localiza en el hígado y en el músculo. Es muy importante para los deportistas tener los depósitos musculares completos de glucógeno, para que cuando realicen un gasto energético debido a la realización de ejercicio físico puedan liberarlo obteniendo energía y rindiendo al máximo.

Actualizado: 11 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD