Trigo sarraceno, el falso cereal: usos y recetas
El trigo sarraceno es un ingrediente ideal como sustituto de harinas y pastas en las dietas sin gluten, ya que es un pseudocereal. Te contamos cuáles son sus usos gastronómicos más interesantes y te proponemos algunas recetas.

Qué es el trigo sarraceno, beneficios y cómo cocinarlo

Actualizado: 16 de junio de 2022

Es probable que hayas oído hablar del trigo sarraceno porque en los últimos años se ha hecho muy popular. Aunque su nombre puede confundirnos, ni el trigo sarraceno es trigo, ni proviene de los sarracenos. Se trata en realidad de un pseudocereal que aporta un buen nivel de proteínas y antioxidantes, pero carece de gluten. Es por esto que puede utilizarse en lugar de harinas o pastas con gluten en los casos de personas con intolerancias o patologías relacionadas con este componente.

PUBLICIDAD

A continuación te contamos en detalle cuál es el origen del trigo sarraceno, cuáles son sus características y cómo podemos utilizarlo en la cocina, y te damos tres recetas con trigo sarraceno para que lo disfrutes.

Trigo sarraceno: ni es trigo ni es sarraceno

El nombre puede despistarnos pero lo cierto es que el trigo sarraceno ni es un cereal ni tiene parentesco alguno con el trigo, y ni mucho menos proviene de los pueblos sarracenos –que era como se denominaba a los árabes en la Edad Media­–. El trigo sarraceno o alforfón tiene una antigüedad de más de 4.000 años y su origen se sitúa en Asia; concretamente en la zona de Siberia, y posteriormente China. No fue hasta el siglo XVI que llegó a Europa gracias a la influencia oriental, pero Rusia sigue siendo uno de sus mayores productores en la actualidad.

Bol de trigo sarraceno y arándanos

El nombre científico de la planta herbácea que contiene las semillas triangulares comestibles que conocemos como trigo sarraceno es Fagopyrum esculentum. No pertenece a la familia de las gramíneas, como ocurre con los cereales, sino a las poligonáceas.

PUBLICIDAD

El trigo sarraceno se consume en diferentes formas: harina, grano o pasta; siendo la forma de harina la más habitual en la mayor parte del mundo. Al no ser un cereal no contiene gluten, por lo que es apto en las dietas de personas que no pueden consumirlo. Ofrece, sobre todo en su forma de harina, un alto porcentaje de proteínas de calidad y antioxidantes ­–gracias a la gran concentración de flavonoides–. Es por esto que el trigo sarraceno puede considerarse un alimento interesante en el marco de una dieta saludable.

Es importante insistir en la cuestión de la dieta como estilo de vida, ya que ningún alimento por sí mismo, ni por elevado que sea su consumo, tendrá un efecto preventivo o positivo si no se complementa con una dieta sana. Así lo recuerda la organización The European Food Information Council (EUFIC): se trata de evitar hábitos insanos y de aumentar el número de alimentos saludables en nuestra dieta, en lugar de centrar la atención en unos alimentos determinados.

PUBLICIDAD

Cómo utilizar el trigo sarraceno en tus platos

¿Cómo podemos usar el trigo sarraceno en la cocina? La buena noticia es que gracias a la popularidad que ha alcanzado en los últimos años tanto en libros de cocina, como en la red, disponemos de un sinfín de recetas y usos culinarios del trigo sarraceno en todas sus formas. Su precio oscila entre los tres y los ocho euros el kilo, en función del origen, el formato y la marca.

Recogemos a continuación algunos de los usos que podemos darle en la cocina a este versátil ingrediente:

  • Gachas de trigo sarraceno

    Para hacer gachas

    Este es un desayuno delicioso que puedes preparar en un momento. Puedes hacerlo con trigo sarraceno en grano y lo único que debes tener en cuenta es haberlo dejado a remojo unas horas antes (puedes dejarlo por la noche y así por la mañana lo tendrás a punto). Para hacer unas gachas: escurres el trigo sarraceno y lo bates junto a un poco de leche o bebida vegetal. La idea es que quede una mezcla líquida, pero con algo de consistencia. Después se cocina en un cazo unos minutos, sin dejar de remover, hasta alcanzar la consistencia deseada. Así de fácil. Se sirve en unos boles individuales y añadimos algo de fruta fresca y frutos secos. Queda genial con plátano, almendras picadas y una cucharadita de crema de cacahuete.

    PUBLICIDAD

  • Pan con trigo sarraceno

    Para hacer panes

    El pan de trigo sarraceno no contiene gluten, por lo que es perfecto para personas con celiaquía o intolerancias al gluten. Para prepararlo puede utilizarse tanto la harina, como el grano, agua, aceite de oliva y sal. Deberás añadir levadura de panadero si lo haces con harina. Es muy sencillo y lo único que tendrás que tener en cuenta es que si usas el grano, lo ideal es que esté a remojo toda la noche.

  • Galletas de trigo sarraceno

    En repostería

    El trigo sarraceno puede utilizarse para hacer muchas recetas de repostería: bizcochos, magdalenas, galletas... Quizás el sabor sea algo distinto al que aporta la harina de trigo, también la consistencia es distinta, pero merece la pena probar porque pueden conseguirse cosas deliciosas. Lo más sencillo es utilizar la harina, aunque también podemos moler los granos en casa, aunque hay una diferencia en lo que respecta al cocinado: en el caso de harinas sin gluten, como el trigo sarraceno, debemos complementarlo con otras harinas (aunque sean sin gluten) y comprobar qué nivel de hidratación necesitamos. No necesitan las mismas cantidades de líquido los bizcochos de harina de trigo, que los de harinas sin gluten. Teniendo estos dos puntos en cuenta será más fácil que las recetas no se queden secas o apelmazadas.

    PUBLICIDAD

  • Trigo sarraceno en un bol con verduritas

    En sustitución al arroz o el cuscús

    Esta es una forma de cocinado ideal. Podemos utilizar grano de trigo sarraceno en sustitución del arroz o del cuscús en guisos y ensaladas. Eso sí, se recomienda dejar en remojo al menos cuatro horas, ya que así no solo reducimos el tiempo de cocinado, sino que mejoramos su digestión. Una ensalada de trigo sarraceno con hortalizas, o un guiso de garbanzos, verduras y trigo sarraceno, son dos propuestas saludables y deliciosas.

  • Tallarines de trigo sarraceno

    Como pasta

    La versión pasta también es perfecta por su sencillez de uso. Hace unos años quizás fuera más complicado, pero ya es habitual encontrar pasta de trigo sarraceno en supermercados y herbolarios, además de tiendas especializadas en alimentos ecológicos, o enfocadas a personas con alergias o intolerancias alimentarias. Una idea: noodles de trigo sarraceno con sepia y verduras.

    PUBLICIDAD

Creado: 2 de febrero de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD