PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Mijo, cardiosaludable y apto para celíacos
El mijo es un cereal poco conocido en algunas culturas para el consumo humano. Sin embargo, sus múltiples aplicaciones y beneficios lo convierten en un buen recurso en la cocina. Conoce sus puntos fuertes.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Usos del mijo en la cocina

El mijo posee un grano redondeado de pequeño tamaño que absorbe agua durante su elaboración e incrementa de esta manera su volumen y su peso. Su sabor es suave, no muy acentuado, y con un ligero toque dulce, lo que lo hace muy agradable al paladar. El mijo es adecuado para tomar de primero, de segundo, y también como parte de algunos postres.

Las recetas en las que el mijo se toma de primer plato suelen acompañarse con ingredientes vegetales como verduras o legumbres. Debido a su sabor poco intenso, combina muy bien con todo tipo de verduras: cebolla, puerro, alubia verde, coliflor, calabacín, pimiento, zanahoria, etcétera. Pero, además, es el acompañantes ideal de legumbres como lentejas o alubias.

Debido a su capacidad de absorber agua manteniendo su forma sin romperse y aportar una masa con textura compacta, el mijo cocido se utiliza también en la elaboración de lo que podemos denominar segundos platos como croquetas o hamburguesas, siendo el mijo el que aporta la ligazón a los ingredientes.

Además, el mijo puede ser parte de cremas, purés, pudding, entrantes, aperitivos, guarniciones o rellenos.

La forma más utilizada de cocinado para el mijo es la cocción a fuego suave en abundante agua, empleando entre el doble y el triple de agua respecto a la cantidad de mijo. En unos 30 o 40 minutos, este cereal está perfectamente cocinado.

Como ejemplo de una receta sencilla, rápida y muy sabrosa he elegido esta de mijo con verduras salteadas, que resulta apta para cualquier persona, hasta los menos cocinillas. Y que, además, admite mil y una variantes y adiciones de nuevos ingredientes, según el gusto del consumidor. Es colorida y de sencilla puesta en escena, pero no por ello resulta simple, ya que el mijo le aporta gran originalidad.

Receta

Mijo con verduras salteadas

Mijo con verduras salteadas
Ingredientes (por persona):
  • 40 g de mijo.
  • Un calabacín pequeño.
  • Un cuarto de cebolla.
  • Medio pimiento verde.
  • 20 g de zanahoria.
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:

Se cuece en agua hirviendo el mijo a fuego suave sin remover para mantener la forma.

En una sartén con el aceite caliente se doran el resto de los ingredientes cortados bien a daditos, bien en tiras: la cebolla con el pimiento verde, la zanahoria y el calabacín. Se sazona a gusto del consumidor.

Cuando ambos componentes están terminados, se mezclan con cuidado y se sirven en caliente.

Actualizado: 14 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD