PUBLICIDAD

Mijo, cardiosaludable y apto para celíacos
El mijo es un cereal poco conocido en algunas culturas para el consumo humano. Sin embargo, sus múltiples aplicaciones y beneficios lo convierten en un buen recurso en la cocina. Conoce sus puntos fuertes.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Usos del mijo en la cocina

Plato de mijo típico en cocina

El mijo posee un grano redondeado de pequeño tamaño que absorbe agua durante su elaboración e incrementa de esta manera su volumen y su peso. Su sabor es suave, no muy acentuado, y con un ligero toque dulce, lo que lo hace muy agradable al paladar. El mijo es adecuado para tomar de primero, de segundo, y también como parte de algunos postres.

Las recetas en las que el mijo se toma de primer plato suelen acompañarse con ingredientes vegetales como verduras o legumbres. Debido a su sabor poco intenso, combina muy bien con todo tipo de verduras: cebolla, puerro, alubia verde, coliflor, calabacín, pimiento, zanahoria, etcétera. Pero, además, es el acompañantes ideal de legumbres como lentejas o alubias.

Debido a su capacidad de absorber agua manteniendo su forma sin romperse y aportar una masa con textura compacta, el mijo cocido se utiliza también en la elaboración de lo que podemos denominar segundos platos como croquetas o hamburguesas, siendo el mijo el que aporta la ligazón a los ingredientes.

Además, el mijo puede ser parte de cremas, purés, pudding, entrantes, aperitivos, guarniciones o rellenos.

La forma más utilizada de cocinado para el mijo es la cocción a fuego suave en abundante agua, empleando entre el doble y el triple de agua respecto a la cantidad de mijo. En unos 30 o 40 minutos, este cereal está perfectamente cocinado.

Como ejemplo de una receta sencilla, rápida y muy sabrosa he elegido esta de mijo con verduras salteadas, que resulta apta para cualquier persona, hasta los menos cocinillas. Y que, además, admite mil y una variantes y adiciones de nuevos ingredientes, según el gusto del consumidor. Es colorida y de sencilla puesta en escena, pero no por ello resulta simple, ya que el mijo le aporta gran originalidad.

Receta

Mijo con verduras salteadas

Mijo con verduras salteadas
Ingredientes (por persona):
  • 40 g de mijo.
  • Un calabacín pequeño.
  • Un cuarto de cebolla.
  • Medio pimiento verde.
  • 20 g de zanahoria.
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:

Se cuece en agua hirviendo el mijo a fuego suave sin remover para mantener la forma.

En una sartén con el aceite caliente se doran el resto de los ingredientes cortados bien a daditos, bien en tiras: la cebolla con el pimiento verde, la zanahoria y el calabacín. Se sazona a gusto del consumidor.

Cuando ambos componentes están terminados, se mezclan con cuidado y se sirven en caliente.

Actualizado: 30 de Mayo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD